Wall Street cayó el lunes, ya que la preocupación sobre nuevas medidas de contención del coronavirus y la incapacidad del Congreso estadounidense de lograr un acuerdo sobre más medidas de estímulo generó temores sobre otro impacto a la economía local.

La muerte de la jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos, Ruth Bader Ginsburg, también hizo que sea menos probable que se apruebe otro paquete de estímulo en el Congreso antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, lo que provocó caídas en el sector de la salud.

El Dow Jones perdió hasta 900 puntos y el índice de volatilidad CBOE se disparó a su nivel más alto en casi dos semanas. El S&P 500 terminó la sesión con una caída de alrededor del 9% desde su cierre récord del 2 de septiembre tras recortar pérdidas que lo llevaron casi a territorio de corrección.

El Congreso de EU se encuentra por meses en un punto muerto sobre el tamaño y la forma de un quinto proyecto de respuesta al coronavirus, por sobre los 3 billones de dólares ya aprobados.

Los proveedores de atención médica se vieron presionados por la incertidumbre sobre el destino de la Ley de Atención Médica Asequible (ACA, por sus siglas en inglés), más conocida como Obamacare, con las acciones de Universal Health Services cayendo.

La muerte de Ginsburg podría llevar a un empate en la votación cuando la Corte Suprema escuche un desafío a la constitucionalidad del ACA en noviembre, dijeron Mizuho, Stephens y otras firmas de servicios financieros.

Prolonga racha perdedora.

Los índices de Wall Street han caído en las últimas tres semanas ya que los inversionistas se deshicieron de las acciones tecnológicas tras un repunte que llevó al S&P 500 y al NASDAQ a máximos récord.

Otra serie de restricciones para los negocios amenazará una naciente recuperación en la economía en general y sumaría presión sobre los mercados bursátiles, según analistas. La primera ronda de confinamiento en marzo llevó al S&P 500 a sufrir su peor caída mensual desde la crisis financiera mundial.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó 1.84%, a 27,147.7 unidades; el S&P 500 perdió 1.16%, a 3,281.06 unidades; y el NASDAQ Composite bajó 0.13%, a 10,778.80 unidades.

JPMorgan Chase & Co. y Bank of New York Mellon cayeron 3.1 y 4%, respectivamente, tras los reportes de que varios bancos mundiales movieron grandes sumas de fondos supuestamente ilícitos durante casi dos décadas a pesar de las señales de alerta sobre los orígenes del dinero. Según Peter Cardillo, de Spartan Capital Securities, el descenso de ayer 21 de septiembre, se explica por “una combinación de preocupaciones sanitarias y políticas”.

Los inversionistas están preocupados por el escenario de nuevos confinamientos en algunos países de Europa y “ante el hecho de que tenemos 200,000 muertos por coronavirus en Estados Unidos”, indicó este experto.

En total, la pandemia se ha cobrado 961,531 vidas en el mundo desde que brotó en China a finales del año pasado, según un balance realizado por la AFP este lunes a partir de cifras oficiales.

El fabricante de camiones eléctricos y a hidrógeno Nikola se derrumbó 19.33% tras el anuncio de renuncia de su fundador Trevor Milton, en plena tormenta tras acusaciones de un fondo de inversión de que la firma es un fraude.

Peor nivel en tres meses

Las acciones europeas registraron el lunes su peor caída en tres meses, ya que los temores sobre una segunda ola de infecciones de Covid-19 golpearon al sector de viajes y ocio.

Podrían haber hasta 50,000 nuevos casos por día de coronavirus en Gran Bretaña para mediados de octubre si la pandemia continúa a su actual ritmo, advirtió el principal asesor científico del país.

El domingo, el ministro de Salud, Matt Hancock, afirmó que era posible que se diera un segundo confinamiento a nivel nacional.

“Sospechamos que las acciones caerían brusca e indiscriminadamente, similar a lo que sucedió en febrero-marzo o en junio... si el aumento de nuevos casos en Europa minara seriamente la recuperación económica mundial”, dijo Simona Gambarini, economista de Mercados de Capital Economics.

El FTSE 100 en Londres tuvo un descenso de casi 4% este lunes, en su peor día en más de tres meses.

Mientras, el índice paneuropeo STOXX 600 descendió 3.2%, una baja que no se veía desde inicios de junio.

En Asia, las bolsas de valores operaban con caídas en las primeras horas del martes. La Bolsa de Seúl perdía 1.39%, mientras que la de Shanghai caía 0.75% y la de Hang Seng perdía 0.46 por ciento.