La Bolsa de Valores de Brasil logró superar las dificultades económicas, políticas y sociales por las que atravesó el país sudamericano en el año.

Brasil, la economía más importante de América Latina, atraviesa por una contracción económica, la destitución de Dilma Rousseff como presidenta, protestas multitudinarias y casos de corrupción en su petrolera insignia, Petrobras.

Durante 2016, el principal índice de la la Bolsa de Valores de São Paulo (Bovespa) aumentó su valor de mercado en dólares 49%, de 401,673 millones el 31 de diciembre del 2015 a 597,077 millones de dólares, el viernes.

La Bolsa Brasileña logró anteponerse a fundamentales muy débiles, precios de materias primas en caída libre y la inestabilidad política y social intensa como consecuencia de los desequilibrios económicos , explicó Javier Montoya, analista de Alpha Plus, en un texto publicado en diario Expansión de España.

Se aprecia el real, cae el peso

El Bovespa se ha beneficiado por la apreciación del real ante el dólar este año, que ha sido de 14.46%, de 3.9608 a 3.3879 reales por billete verde, de acuerdo con datos de Bloomberg.

Pese al avance logrado en lo que va del 2016, la Bovespa no ha regresado a los niveles mostrados durante el 2014 y el 2015, cuando su valor de mercado fue de 668,629 millones y 804,992 millones en dólares, respectivamente.

Mientras la Bovespa ha tenido un desempeño de doble dígito, el Índice de Precios y Cotizaciones de México (IPC) ha retrocedido y ha frenado el avance del Mercado Integrado Latinoamericano (Mila), compuesto por México, Perú, Chile y Colombia.

Mila, con magro avance

El valor de mercado del IPC ha caído en dólares 14% en el año; su valor pasó de 351,581 millones, el 31 de diciembre, a 302,704 de dólares, hasta el 16 de diciembre.

El valor de mercado del IPC en dólares no sólo es el más bajo; al menos, de los últimos seis años, hila cuatro años de retrocesos.

Un entorno macroeconómico débil, recortes en el gasto público, el triunfo de Donald Trump (que busca renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y deportar a millones de migrantes) y una depreciación del peso mexicano han sido los factores que han afectado al IPC.

El peso mexicano pasa por su peor año desde el 2008, fecha de la Gran Recesión causada por la quiebra de instituciones financieras como Lehman Brothers. Este año, la cotización interbancaria se ha depreciado frente al dólar 18.77%, de 17.2120 a 20.4420 pesos por billete verde, de acuerdo con datos del Banco de México.

La Bovespa no sólo se impuso al IPC, también recortó la distancia que existía en valor de mercado con las bolsas del Mila. Los indicadores accionarios del Mila, en conjunto, aumentaron su valor en dólares 2%, al pasar de 598,981 millones a 610,079 millones de dólares, apenas suficiente para seguir al frente de la Bovespa.

Tras el impulsivo ajuste al alza del mercado brasileño, basado en un fuerte cambio de sentimiento, llega el turno de los fundamentales. El nuevo gobierno debe poner en marcha una economía paralizada, devolver la confianza en el sistema político y reducir la tensión social y las desigualdades , dijo Javier Montoya, analista de Alpha Plus. (Con información de Expansión/ España)

[email protected]