La bolsa argentina superó este viernes los 14,000 puntos, llegando a máximos históricos, y el peso en el circuito marginal recuperó posiciones frente al dólar, ante movimientos especulativos de cara al proceso de elecciones presidenciales que el domingo definirá al próximo titular ejecutivo del país sudamericano.

El domingo se realizará una segunda vuelta electoral entre el oficialista Daniel Scioli y el opositor Mauricio Macri, y quien resulte ganador asumirá como mandatario de Argentina el 10 de diciembre.

"El mercado espera las pautas del nuevo Gobierno en materia económica, especialmente en lo que concerniente al tipo de cambio. Estamos en un momento de mucha especulación", dijo un operador bancario.

Macri sostuvo que si llega al Gobierno, el tipo de cambio será fijado por el mercado, mientras que Scioli defiende la política actual de administrarlo desde el Banco Central.

"Desde mediados de año creció fuerte el consumo de bienes y/o servicios dolarizados: el incremento de las expectativas de devaluación volvieron más atractivo al dólar oficial", dijo la consultora Ecolatina.

El índice Merval de la Bolsa de Buenos Aires subió un 2.88% a 14,173.87 unidades, récord al cierre, luego de alcanzar un valor máximo histórico intrahorario de 14,299.4 puntos.

Los principales bonos en la plaza extrabursátil local operaban con ligeras alzas promedio de 0.1%, luego de absorber algunas tomas de ganancias transitorias.

Desde que se realizaron las elecciones generales el 25 de octubre, que forzaron a la inminente segunda vuelta, las acciones acumularon una mejora del 25.1% y los bonos una utilidad del 1.6 por ciento.

Macri, candidato de centro derecha, lidera las encuestas y es el favorito del mercado.

La moneda argentina en la plaza marginal de cambios se recuperó un 0.86% a 15.02/15.070 unidades por dólar, en una plaza con negocios reducidos, dijeron operadores.

Por su parte, el peso en el mercado interbancario cayó un leve 0.05% a 9.66/9.6625 por dólar, con la venta de unos 110 millones de dólares, mediante la habitual regulación de liquidez del Banco Central.

La brecha entre ambos mercados se ubicó en un 56 por ciento.

Esta "brecha (cambiaria) estaría siendo subsidiada por la intervención del Gobierno y las expectativas positivas de cambio de gestión, y no por una reducción genuina de los desequilibrios monetarios. Por el contrario, estos últimos siguen latentes", dijo la consultora Economía y Regiones.

Las operaciones a futuro del peso argentino estarán cerradas en el "Rofex" durante tres sesiones por las elecciones, lo que generaba incertidumbre entre agentes que creen que el resultado de los comicios incidirá en el mercado cuando reabra el próximo miércoles.

[email protected]