Banco Santander, el primer banco español, anunció un beneficio neto de 2,170 millones de euros (unos 2,500 millones de dólares) en el tercer trimestre, en alza del 24% respecto al mismo período del 2020, gracias en especial a sus buenos resultados en Estados Unidos y Reino Unido.

Este resultado neto ligeramente superior a las previsiones de los analistas interrogados por el grupo de informaciones financieras Factset, que apostaban en promedio por un beneficio de 2,000 millones de euros, idéntico al obtenido en el segundo trimestre del año.

En los nueve primeros meses de este año, Santander obtuvo beneficios de 5,849 millones de euros (6,780 millones de dólares), contra una pérdida de cerca de más de 10,000 millones de dólares en el mismo periodo de 2020, ligada a las consecuencias de la pandemia del Covid-19.

El margen de intereses, variable clave equivalente a la cifra de negocios, alcanzó en el periodo los 24,640 millones de euros (unos 28,560 millones de dólares), frente a los 27,784 millones de dólares en 2020.

"Una vez más, todas las regiones y todos los negocios muestran buen crecimiento de los ingresos", dijo este miércoles la presidenta del Santander, Ana Botín, en un comunicado en el que cita en particular los buenos resultados en Estados Unidos" y en el Reino Unido.

Esta dinámica ha permitido al banco español ganar "más de un millón de nuevos clientes en el último trimestre", mientras que "los créditos y depósitos crecen un 4% y un 6% interanual, respectivamente", añadió Botín.

Los resultados del grupo fueron especialmente buenos en Europa y Norteamérica, donde el beneficio corriente del Santander se duplicó en los nueve primeros meses del año respecto al mismo periodo de 2020.

En el Reino Unido, donde el Santander tiene una fuerte presencia, el beneficio ordinario alcanzó en los primeros nueve meses del año los 1,140 millones de euros (unos 1,320 millones de dólares), "cinco veces" la cifra de 2020.

En el mismo periodo en Sudamérica, los beneficios ordinarios alcanzaron los 2,470 millones de euros (unos 2,863 millones de dólares, +31%).

Vamos por buen camino para superar significativamente nuestros objetivos de rentabilidad para 2021", estimó Botín, añadiendo que el banco debería beneficiarse de la "mejora de las previsiones macroeconómicas" en los próximos meses.

Pese a estos buenos resultados, la acción del Santander se situaba en baja en la Bolsa de Madrid (-3.42% a 3.24 euros (unos 3.76 dólares), en un mercado en retroceso de 0.71 por ciento.

El Banco Santander registró una pérdida neta de 8,700 millones de euros en 2020, la primera de su historia, tras tener que revisar a la baja el valor de varias de sus filiales, especialmente en el Reino Unido, a causa de la pandemia.