El primer banco español, Santander, obtuvo un beneficio de 2,067 millones de euros (unos 2,363 millones de dólares) en el segundo trimestre, contra una pérdida de 11,000 millones en el mismo período de 2020 debido a una depreciación de activos a causa de la pandemia.

El resultado del banco español supera las previsiones de los analistas interrogados por el especialista de informaciones financieras Factset, que preveía en promedio 1,800 millones de euros.

En el segundo trimestre de 2020, el Banco Santander había revisado a la baja el valor de varias de sus filiales en el extranjero, en particular en Reino Unido y Estados Unidos, debido a las malas perspectivas económicas relacionadas con la pandemia de Covid-19.

En el conjunto del primer semestre de este 2021, los beneficios netos alcanzaron los 3,675 millones de euros, frente a una pérdida de 10,798 millones de euros en el mismo periodo del año anterior.

Los resultados demuestran una vez más la importancia de la diversificación geográfica y de negocio de Santander: sus tres regiones (Europa, Norteamérica y Sudamérica) contribuyeron de forma similar al beneficio del grupo", indicó un comunicado del banco.

El beneficio ordinario del primer semestre se multiplicó casi por tres en Europa (+172%) y Norteamérica (+178%), y aumentó un 41% en Sudamérica.

El margen de intereses, equivalente al volumen de negocio, retrocedió en cambio un 30% respecto al segundo trimestre de 2020, y quedó en 8,240 millones de euros.