La compañía cuenta con aproximadamente de 1,000 granjas, 10 plantas procesadoras y 64 centros de distribución, con un corporativo en Guanajuato. Todos los procesos de la empresa implican la labor de aproximadamente 25,000 personas.

Históricamente, la compañía ha fortalecido su posicionamiento en el mercado por medio del crecimiento orgánico e inorgánico. Actualmente, se ubica como el principal productor de pollo en México, con 35% de participación de mercado, y el segundo en huevo. Además, cuenta con diferentes oportunidades de crecimiento en los productos de valor agregado, considerándose los artículos listos para cocinar los más atractivos. Es importante considerar que la competencia en la producción de pollo y huevo en México se encuentra muy fragmentada.

Los inventarios de la industria avícola nacional finalizaron en 1,613 millones de pollos y 154 millones de gallinas en el 2015, de los cuales, 672,000 pollos y 12,000 gallinas pertenecieron a Bachoco. Creemos que el crecimiento en inventarios de pollo es una señal de que la industria asumirá una mayor demanda hacia el mediano plazo.

Proyectamos que el consumo per cápita del pollo aumentará a una tasa anual promedio de 2.5% durante los próximos 10 años, a aproximadamente 36.6 kg, lo que representaría un crecimiento significativo desde el nivel actual de 29.3 kg. Por otro lado, esperamos que el consumo de huevo se mantenga en 352 huevos per cápita, que es uno de los más altos en el mundo.

Con base en lo anterior, estimamos un crecimiento anual promedio en las ventas de Bachoco de 7% para el periodo 2016-2022, a más de 70,000 millones de pesos, reflejo del avance en volumen de avicultura del 6% y del segmento de otros, de 10 por ciento. Estimamos que el EBITDA incrementará alrededor de 6% promedio, al igual que la utilidad neta.

Debemos mencionar que los márgenes operativos en lo que resta del año serían impactados por un incremento en costos, debido a la depreciación del tipo de cambio, que, aun manteniéndose en niveles de 18.20-18.50 pesos por dólar, se perjudica el precio de los insumos en pesos, ya que estos representan aproximadamente 70% de los costos y se denominan en moneda extranjera. No obstante, para los siguientes años, proyectamos un margen de EBITDA promedio de 11 por ciento.

Esperamos que los precios de los productos avícolas de la empresa (pollo y huevo) se mantendrán estables en un rango de 29-30 pesos por tonelada durante el 2017, una variación anual de aproximadamente 2 por ciento.

Enfatizamos que el precio del pollo y huevo muestran una baja elasticidad a la demanda, por lo que podríamos observar un incremento gradual hacia los siguientes años.

Uno de los principales factores que incidirá en los resultados será el tipo de cambio, debido que los costos de Bachoco se encuentran denominados en dólares y, asumiendo que es una industria madura en cuanto a crecimiento de volumen, se genera un mayor efecto negativo en el margen EBITDA.

Por otro lado, el principal riesgo operativo de Bachoco es la contaminación de activos biológicos por medio de algún tipo de virus. La empresa ejerce medidas de seguridad estrictas, con el objetivo de mitigar estos riesgos. Además, invierte en nuevos métodos para la vacunación de sus activos tanto no biológicos como biológicos.

Las acciones de Bachoco operan a un múltiplo valor empresa/EBITDA de 5.3 veces y a un múltiplo precio/utilidad de 10.3 veces, en ambos casos estimados para el 2017, los cuales se encuentran a un descuento de 22 y 14%, respectivamente, comparado con sus competidores internacionales.

Estimamos que Bachoco continuará con crecimientos inorgánicos (por medio de adquisiciones), en sintonía con la atractiva generación de flujo libre de efectivo y su sólida estructura financiera. La empresa registró una caja de 15,243 millones de pesos al segundo trimestre del año, lo que permitiría ejecutar cualquier tipo de adquisición atractiva.

Emitiremos nuestra recomendación y precio objetivo de la acción en nuestro sitio www.signumresearch.com.

* Armando Rodríguez es gerente de Análisis de Signum Research y E. Ochoa es analista Bursátil de Signum Research.