La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cayó con fuerza este miércoles y regresó a la senda negativa. La plaza accionaria local retrocedió casi 1% presionada por Grupo Financiero Banorte y las grandes compañías mineras, luego de haber interrumpido ayer, con una leve ganancia, su racha de seis caídas consecutivas.

El referencial índice S&P/BMV IPC, compuesto por los títulos s de las 35 emisoras de más valor por capitalización y luqidez de México, cerró las operaciones con una caída de -0.93% hasta 51,718.81 unidades. El FTSE BIVA, de la Bolsa Institucional de Valores (Biva), cedió -0.96% a 1,063.76 unidades

S&P/BMV IPC

Al interior del índice referencia la mayoría de los componentes cayeron: 21 en rojo y 14 en verde. Los peores valores fueron Grupo Financiero Banorte, con -5%; la industrial Alfa, con -3.83% y Peñoles, con -3.71 por ciento. Por su ponderación, destacó que Grupo México se movió -2.09 por ciento.

De acuerdo con analistas, en las bolsas se observaron presiones relacionadas con nuevas tensiones entre China y Estados Unidos, después de que el regulador estadounidense votó para evitar que la filial de China Telecom opere en su país. Los problemas en la cadena de suministro podrían agravarse.

Por otra parte, en los mercados también se observó una reacción de temor después a los inesperados comentarios del Banco de Canadá, que afirmó que podría subir sus tasas de interés antes de los esperado, días antes de que la Reserva Federal celebre su reunión la próxima semana.

 jose.rivera@eleconomista.mx