La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) abre en terreno negativo las negociaciones de este martes. La plaza accionaria local cae en línea con Wall Street, en medio de temores en los mercados relacionados con la propagación de la Covid-19 y dudas sobre la posibilidad de obtener una vacuna pronto contra la enfermedad.

El referencial índice S&P/BMV IPC, compuesto por las 35 acciones de mayor liquidez en el mercado mexicano, opera con un retroceso de -0.40% a un nivel de 38,189.80 puntos. En la segunda bolsa de valores de México, la Bolsa Institucional de Valores (Biva), el índice FTSE BIVA se mueve -0.49% al nivel de 780.97 puntos.

S&P/BMV IPC

Entre los 35 valores que integran el índice de referencia, 11 acciones operan en verde y 24 retroceden. El peor desempeño entre ella lo registra la minera Peñoles, con -2.62%; seguido por Grupo Aeroporturio del Sureste (Asur), con -1.78%; IEnova, con -1.44%, y los papeles de Genomma Lab, que retroceden -1.41 por ciento.

La farmacéutica Johnson & Johnson suspendió ayer las pruebas de su vacuna, después de que uno de los participantes desarrollara una enfermedad sin explicación. No es la primera suspensión, pues en septiembre las pruebas de la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford fueron suspendidas.

"El apetito por riesgo está en suspenso por retrasos y dificultades para el desarrollo de una vacuna de Johnson & Johnson. Además, los operadores bursátiles están decepcionados por el fracaso de la administración estadounidense para lograr medidas de estímulo", explicó el analista Pierre Veyret, de la firma ActivTrades.

jose.rivera@eleconomista.mx