Las acciones mexicanas probablemente alcancen su máximo histórico para fin de año, superando el comportamiento de las brasileñas ante una disminución de los temores sobre las posibles restricciones comerciales por parte de Estados Unidos, halló el jueves un sondeo de Reuters.

La encuesta entre estrategas de acciones pone de relieve el cambio de fortuna que se observó este año en los activos latinoamericanos. Las acciones de México ya recuperaron todo el valor perdido inicialmente cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, fue electo en noviembre.

Las acciones de Brasil, que ganaron más de 40% desde inicios del 2016 han descendido en semanas recientes, ya que el escándalo político en el país sudamericano amenaza con sacar del cargo al presidente Michel Temer.

El consenso del último sondeo, realizado del 20 al 28 de junio, mostró que el índice referencial mexicano S&P/BMV IPC subiría algo más de 6% desde el cierre del miércoles a un máximo histórico de 52,500 unidades para fin del 2017, un alza desde la previsión de 48,875 puntos en el sondeo de marzo.

Para el IPC se espera un avance aún mayor en el 2018, hasta 53,650 unidades, pese a la incertidumbre sobre las elecciones presidenciales en las que el candidato de izquierda Andrés Manuel López Obrador se presenta como posible ganador.

Los analistas ven una menor probabilidad de ganancias a niveles récord en las acciones brasileñas. Las predicciones para el índice referencial Bovespa fueron recortadas a 64,662 unidades para fin del 2017 desde 74,000 en el sondeo de marzo.

Ha sido difícil pronosticar cada día (después de) mañana , dijo Vitor Suzaki, analista de Lerosa, una firma de corretaje de São Paulo.