La jornada bursátil en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) representó el peor día de operaciones de la última década en el centro accionario, incluso más que con la cancelación del Nuevo Aeropuertpo Internacional de México (NAIM).

Al cierre de la sesión del jueves, el Índice de Precios y Cotizaciones se desplomó 5.81% regresando al nivel de 44,000 unidades. Esta caída se observó en febrero de 2007.

Dicho retroceso equivale a una pérdida en valor de mercado de la BMV de 23,945 millones de dólares. Particularmente, el S&P/BMV IPC observó un detrimento de 21,333 millones de dólares.

Sin considerar a las emisoras financieras que cotizan en el principal índice bursátil, las emisoras más golpeadas fueron Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA) con una caída de 11.18%,  seguida por Genomma Lab, que perdió 8.41%, y en tercer sitio la minorista Walmart de México y Centroamérica (Walmex) con una minusvalía de 8.32 por ciento.

IEnova perdió 7.16% y el Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur), 6.83 por ciento.

Parte de la caída del indicador fue principalmente por el desplome de las emisoras financieras, particularmente por el Grupo Financiero Banorte, que tiene 12.96% de participación dentro del indicador.

“Las acciones del sector financiero, que forman parte del índice, representan 18% del mismo. Casi la mitad de la caída del indicador se explica por la pérdida de este grupo de acciones”, detalló Carlos Ponce, socio fundador de SNX Consultores.

Factor psicológico

De acuerdo con analistas consultados, un factor psicológico que esta afectando la toma de decisiones de los inversionistas, quienes parecen ser más cautelosos.

“Los inversionistas se están poniendo nerviosos en el sentido de las decisiones que pueda tomar el próximo gobierno federal en diferentes sectores. Es un contagio psicológico”, aseveró Jacobo Rodríguez, director de análisis financiero en Black Wallstreet Capital (BWC).

La semana pasada, el S&P/BMV IPC mostró una caída de 4.20% a 43,879.13 unidades luego de que se diera a conocer la cancelación del NAIM.

Ponce refirió que los inversionistas se encuentran sorprendidos con la nueva administración. Por un lado, por el tema del la construcción del aeropuerto en Texcoco y, por otro, esta propuesta que no esperaban.

“Genera dudas sobre la manera de actuar del nuevo gobierno y ese tipo de medidas que estará tomando hacia diferentes sectores con una forma de ver las cosas muy a su manera”, refirió.

El especialista destacó que se ha observado una disminución en el precio de las acciones relacionadas con las concesiones ya sea de servicios, aeropuertos, entre otros.

“Es muy notoria la corrección que ha habido en estos sectores, creo que refleja el temor de muchos inversionistas de lo que pueda hacer la próxima administración en el tema de concesiones”, detalló.

Las peores

Desde la caída de la semana pasada, las emisoras que acumulan mayor pérdida son IEnova con un retroceso de 17.14%, OMA con una minusvalía de 15.11%, Grupo Aeroportuario del Pacífico con una pérdida de 12.46 por ciento.

En contraparte, entre las emisoras que pese a al caída han ganado en las últimas dos semanas se encuentran Grupo Elektra con un aumento de 15.25%, Grupo Televisa con un alza de 10.01%, Coca-Cola FEMSA con 8.14% y la fabricante de garian de maíz más grande del mundo, Gruma, con 6.05 por ciento.

[email protected]