Con el 2017 a la vuelta de la esquina, es momento de revisar los instrumentos financieros en los que podrá invertir sus ahorros en un año que estará marcado por la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos y la volatilidad en el tipo de cambio, hechos que generan incertidumbre en los mercados nacionales e internacionales.

Ante este escenario, la principal duda es: ¿cuáles serán las mejores herramientas que tendrán las personas físicas para invertir el próximo año?

En entrevista para El Economista, Monserrat Reyna Miranda, profesora de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, Campus Santa Fe, comentó que para las personas que tengan en mente realizar inversiones en el 2017 lo ideal es inclinarse por aquellas que estén protegidas contra la inflación.

La especialista en finanzas recomienda invertir en Unidades de Inversión (Udis), pues son productos que le protegen contra la inflación.

La académica expuso que para quien no tenga un ingreso 100% seguro, lo mejor es hacer inversiones en instrumentos de deuda, como los bonos, para proteger la posible volatilidad de los recursos.

La ventaja es que es un instrumento muy seguro, o sea, bonos gubernamentales, bonos corporativos, en general. Recordemos que cuando se están pagando estos compromisos primero se paga la deuda, o sea los bonos , expuso.

Agregó que, si alguna persona piensa realizar una inversión en este tipo de instrumentos, las alzas de tasas de interés que fueron anunciadas en días pasados por el Banco de México les benefician, pues los tipos de fondeo también incrementan.

Por su parte, el especialista en finanzas e inversiones de la Universidad La Salle, Siegfried Seedorf, expuso que, ante el panorama que se vislumbra el siguiente año lleno de nerviosismo en los mercados y la volatilidad del tipo de cambio, una buena opción son las notas estructuradas, con derivados en dólares.

Éstos son instrumentos que combinan un elemento de protección del capital, con lo cual el inversionista no va a perder su dinero, está seguro y la ganancia va a estar en un instrumento derivado, que sería la opción de los dólares , declaró.

De igual manera, hizo énfasis en que el primer semestre del 2017 será el momento ideal para adquirir instrumentos dolarizados, dado que se espera una alta volatilidad en el tipo de cambio.

Asimismo, aseveró que una vez que se sepa quién será el sucesor de Agustín Carstens, el cual dejará su cargo a partir del 1 de julio del 2017, al frente del Banco de México, y que se tenga claridad sobre las políticas que implementará Donald Trump, las divisas retomarán su nivel y se mantendrán estables.

Además de las notas estructuradas, el académico recomienda invertir en instrumentos de renta fija, tales como Cetes, bonos o pagarés, siempre y cuando tengan un interés garantizado.

Ambos especialistas coincidieron en que el 2017 no será bueno para realizar inversiones en acciones, pues es un mercado arriesgado y más en momentos de incertidumbre como los que se vivirán los próximos días.

[email protected]