El precio del petróleo cayó más de 2 dólares el viernes luego de que Arabia Saudita y Rusia dijeron que están dispuestos a aliviar las limitaciones al bombeo que llevaron los precios a máximos desde 2014.

Los futuros del referencial Brent cayeron 2.35 dólares o un 3.0%, a 76.44 dólares, tras haber alcanzado la semana pasada su máximo desde fines del 2014 de 80.50 dólares.

El contrato West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos perdió 2.83 dólares o 4.0%, a 67.88 dólares por barril, su mayor baja diaria desde comienzos de febrero y un abrupto.

El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, y su par saudí, Khalid al-Falih, se reunieron en San Petersburgo para revisar los términos del acuerdo global de suministro petrolero que está vigente desde hace 17 meses.

Los ministros, junto con su contraparte de Emiratos Árabes Unidos, debatieron sobre un incremento en el bombeo de alrededor de 1 millón de barriles por día (bpd), dijeron fuentes a Reuters.

Novak dijo que los ministros de petróleo de los países de la OPEP y los que no pertenecen al grupo, que participan en un acuerdo para reducir la producción, probablemente decidan moderar gradualmente las restricciones a la producción en su reunión en Viena el próximo mes.

"La marca de los 80 dólares probablemente implique un obstáculo difícil de superar porque elevaría significativamente la probabilidad de un incremento de la producción", dijeron analistas de Commerzbank.

Los inventarios de crudo han caído el último año por los recortes de producción liderados por la OPEP, que fueron apoyados por una caída dramática de la producción venezolana.