Apple está un poco más cerca del billón de dólares. Las acciones del fabricante del iPhone recibieron este lunes otro espaldarazo en Bolsa y repuntaron 2.7 por ciento.

Aunque al final moderó los avances, sus acciones llegaron a subir durante la sesión 3.2%, marcando máximos históricos intradía de 153.7 dólares.

Su valor de mercado cerró por encima de los 800,000 millones de dólares, una cifra que ninguna otra compañía de Wall Street había alcanzado nunca.

La compañía de Cupertino acumula una revalorización de más de 30% en lo que va de año, frente al alza de 6% del Dow Jones. A la vista de estas cifras la apuesta de Warren Buffet por el grupo que dirige Tim Cook parece más que acertada.

El rally que han protagonizado sus acciones en los últimos meses ha incrementado la brecha con sus inmediatos perseguidores. Muy atrás quedan ya Alphabet (matriz de Google), con una capitalización bursátil de 657,780 millones de dólares, y Microsoft, cuyo valor de mercado es, a precios actuales, de 530,360 millones.

Más alejado aún aparece Amazon, con una capitalización de 450,960 millones.

El nuevo tirón que experimentaron este lunes sus títulos en Bolsa se produjo después de que el que Berkshire Hathaway, brazo inversor de Buffett, revelara que ha incrementado en los últimos meses su participación en Apple hasta rozar los 20,000 millones de dólares. Concretamente, a 31 de marzo, el grupo del Oráculo de Omaha tenía una participación de 19,200 millones, la segunda mayor de su cartera de activos. A 31 de diciembre su participación era de 7,100 millones.

En base a los precios a los que cerró Apple el 31 de marzo, Berkshire Hathaway controlaría cerca de 133.6 millones de acciones de Apple, lo que supone 2.6% del capital del grupo de Silicon Valley, convirtiendo a Buffett en el cuarto accionista de la compañía.