En línea con lo esperado por el mercado, Alsea, la operadora mexicana de restaurantes  como Vip’s, cerró el primer trimestre del año con caídas en sus principales medidas financieras debido a las afectaciones por la pandemia, lo que la llevó a reportar una pérdida neta de 469 millones de pesos, cantidad mayor a la pérdida de 390 millones de pesos registrada entre enero y marzo del 2020.

La emisora reportó caídas también en el flujo operativo (EBITDA) de 18.0%, a 2,045 millones de pesos y en sus ingresos totales que ascendieron a 10,212 millones de pesos, lo que significó una contracción de 15.6% en el periodo de comparación. Este resultado es consecuencia de las restricciones sanitarias derivadas de la pandemia en todas las geografías donde opera la empresa.

En el reporte publicado en la Bolsa mexicana, Alsea dijo que sus ventas en las unidades con más de un año de operación en México cayeron 8.4% y en Europa 29.2%, pero en Sudamérica aumentaron 4.9 por ciento.

“Ante las señales de recuperación que está dando el mercado, el avance en número de vacunaciones y la reducción de casos de Covid-19 en México y Europa en particular, estamos optimistas respecto a los resultados que podemos obtener durante el 2021. Alsea está bien posicionada para enfrentar el nuevo entorno macroeconómico”, dijo Alberto Torrado, presidente ejecutivo de Alsea, en el reporte.

judith.santiago@eleconomista.mx