Las administradoras de fondos para el retiro (Afores) aumentaron sus posiciones en renta variable nacional y disminuyeron sus inversiones en acciones de empresas extranjeras en marzo pasado, muestran cifras de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Sus inversiones en títulos nacionales aumentaron 18.4% respecto a lo observado en febrero, las cuales ascendieron a 275,765 millones de pesos. En contrasentido, disminuyeron su exposición en títulos extranjeros en 38%, a 673,000 millones de pesos.

Al cierre de marzo, los recursos que las Afores administran se sitúo en 4.781 billones de pesos. De dicha cifra, el 14.07% está invertido en acciones de empresas extranjeras y 5.7% en renta variable nacional.

El aumento registrado en marzo en acciones mexicanas se explica por una mejor perspectiva de crecimiento económico en México para este año, la cual se ha visto influenciada por la pronta recuperación de Estados Unidos.

En renta variable internacional se mostró una desaceleración de las inversiones de las Afores por la toma de utilidades en los mercados extranjeros, explicó Alejandro Padilla, director ejecutivo de Análisis Económico y Estrategia Financiera de Mercados en Banorte.

El principal índice accionario de México (S&P/BMV IPC) ganó 8.5% en dólares y 5.95% en pesos en el tercer mes del 2021. Por su parte, los referentes estadounidenses cerraron al alza, con el Dow Jones ganando 6.6% y el NASDAQ un ligero 0.41 por ciento.

“El apetito por activos de riesgo fue impulsado primordialmente por el reciente paquete de estímulo fiscal en Estados Unidos, con los principales índices de ese país marcando nuevos máximos históricos, así como por un entorno de elevada liquidez y un proceso de vacunación que, si bien ha enfrentado importantes retos de distribución en el mundo, evoluciona favorablemente incrementando la expectativa de recuperación”, expuso el especialista.

Jorge Sánchez Tello, director de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef), explicó que el incremento visto en la posición de las Afores en renta variable nacional y en bonos de gobierno se explica porque “van adaptando sus portafolios de inversión de acuerdo a las circunstancias. Desde el año antepasado la renta variable había caído y aprovecharon, como muchos inversionistas, a comprar barato para aumentar su rentabilidad”.

Alejandro Padilla dijo que en el horizonte se anticipan “posibles presiones inflacionarias que pudieran derivar en un alza de tasas de interés antes de lo esperado, y que podrían reflejarse en un incremento en los rendimientos del mercado de renta fija, así como riesgos aún latentes relacionados con la pandemia (que siguen inyectando cierta cautela entre los inversionistas)”.

Más deuda gubernamental

En marzo, las Afores incrementaron su exposición a renta fija gubernamental, que ya alcanza 50.34% del total de los recursos que administran. En febrero representaba 49.4 por ciento.

Jorge Sánchez recordó que las Afores son los principales inversionistas de bonos de deuda del gobierno, lo cual podría obedecer a que es un papel atractivo porque paga un buen interés y por el bajo riesgo que tiene dada la capacidad de pago del gobierno.

Un análisis de Banorte cita que en marzo se observó un incremento relevante de la tenencia de las afores en Udibonos y Bonos M, que son papeles de deuda del gobierno.

Los Udibonos pasaron a 25.9% desde 24.2% y los Bonos M a 12.4% desde 11.3 por ciento. La posición en Cetes decreció 8 puntos base a 5.4% desde 5.5% previos.

Las Afores son uno de los principales inversionistas de México. Se ubican en segundo lugar del sistema financiero con el 18.64% de la participación total, detrás de la banca comercial y por encima de los fondos de inversión, según datos de la Consar.

Las administradoras del ahorro para la pensión de los trabajadores de México destinan los recursos que tienen bajo custodia a una diversidad de vehículos como los llamados instrumentos estructurados como Certificados de Capital de Desarrollo (CKD) y los Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpis). En este segmento cerraron marzo con una posición de 6.32% del total de sus recursos administrados.

También destinan una proporción del total de sus activos en Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras), los cuales representan un 2.34 por ciento.

En marzo la posición de las 10 administradoras que operan en México fue de 413,788 millones de pesos en instrumentos estructurados y en fibras. En certificados bursátiles o deuda corporativa de largo plazo, aumentaron su participación a 12.9% en marzo en comparación con febrero.

Un análisis de Banorte pronostica que la mayor participación vista en marzo en bonos privados es resultado del mayor número de ofertas de largo plazo lanzadas en el mercado local en dicho mes.

“Hacia delante, con un pipeline abultado para abril y mayo, anticipamos que se extienda la recuperación en la participación de las Afores en deuda corporativa”, se lee en el documento.

Jorge Sánchez dijo que las Afores “siempre están diversificando sus inversiones para darle un buen rendimiento a los trabajadores mexicanos al momento de su retiro”.

judith.santiago@eleconomista.mx