Las acciones de las constructoras de hogares de México cayeron luego de que el presidente Enrique Peña Nieto anunció una nueva política nacional de vivienda que no cumplió expectativas de observadores de un sector que se ha visto golpeado en años recientes por mayores costos y deuda.

El índice habita -que agrupa a las constructoras de vivienda que cotizan en bolsa- bajó 3.96% al cierre de la sesión del lunes.

Los papeles de Urbi registraron la mayor caída con una pérdida de 6.05% a 6.52 pesos, mientras que Geo, la líder del sector, cayó 4.48% a 13.43 pesos.

El presidente Enrique Peña Nieto dio a conocer una nueva política de vivienda que dijo busca un nuevo modelo enfocado a promover el desarrollo ordenado y sustentable, >provocará ajustes en la industria y un periodo de transición de hasta 24 meses.

Pero algunos analistas dijeron que su anuncio no se aleja mucho de las políticas de años recientes.

"Fue un mensaje decepcionante, no contiene medidas contundentes y no se aparta mucho de las políticas anteriores que han golpeado en los últimos años al sector", dijo Carlos Hermosillo, analista de Banorte.

En los últimos dos años, las constructoras mexicanas de vivienda han visto sus resultados presionados por mayores inversiones para atender requerimientos gubernamentales de apoyo a la vivienda vertical y los desarrollos sustentables, quemando su efectivo y elevando su deuda.

Además los consumidores mexicanos han cambiado de hábitos y algunos están optando por comprar casas usadas, que les permitan ahorros en el tiempo de traslado a sus centros de trabajo.

El presidente anunció además que durante este año se apoyarán un millón de acciones de vivienda, de las cuales la mitad será de construcción de nuevas casas y el resto para ampliaciones, remodelaciones y lotificaciones.

La meta es similar a la de los últimos seis años.

"El anuncio es una continuación de las políticas de los últimos años. Deja en claro que las empresas deben ser proactivas para adaptarse a las nuevas necesidades del mercado", dijo Esteban Polidura, analista de Deutsche Bank.

ESTRATEGIAS DEL NUEVO PLAN DE VIVIENDA

  • Lograr una mayor y mejor coordinación interinstitucional, por lo que se determinó que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) sea la instancia coordinadora de la Política de Vivienda y presida la Comisión Intersecretarial en la materia.
  • Transitar hacia un modelo de desarrollo urbano sustentable e inteligente, por lo que los créditos y subsidios del gobierno federal serán reorientados al fomento del crecimiento urbano ordenado.
  • Reducir de manera responsable el rezago de vivienda. Se tiene previsto impulsar más de un millón de acciones de lotificación, construcción, ampliación y mejora de hogares, tanto en el campo como en las ciudades. De este millón de acciones, más de 500,000 corresponderán a nuevas construcciones.
  • Procurar una vivienda digna para los mexicanos. Se realizarán más de 320,000 acciones de mejoramiento, y para el caso específico del campo, se realizarán más de 97,000 acciones en materia de vivienda rural.

klm/ apr