Las acciones de Sears caían vertiginosamente en los mercados bursátiles de Estados Unidos, en medio de una versión de que los bancos quieren que la tienda por departamentos aplique su propia liquidación.

Los títulos de la compañía sumaban un desplome de 19.83%, para cotizar en apenas 0.39 centavos, un día después de que los títulos de Sears Holdings Corp. cayeron 30 por ciento.

Las acciones, que han caído 86% en lo que va de año, perdieron otro 15% en transacciones antes de la apertura el jueves. Los títulos quedaron a menos de un dólar este mes y hay pocos analistas que creen que la compañía, durante décadas emblemática de la práctica de compras por catálogo, podrá resucitar.

Solo un cuarto de las 4,000 tiendas que funcionaban hace seis años siguen abiertas y pronto vence el plazo para un enorme repago de la deuda. El presidente de la empresa Eddie Lampert, propietario de 31% de las acciones, parece estar poco dispuesto a organizar otro crédito.

"El pronóstico es desalentador, pero así lo ha sido desde hace varios años", declaró Neil Saunders, gerente de GlobalData Retail.

Los rumores de que los acreedores quieren una liquidación de la empresa, dijo Saunders, es indicio de que Sears ya no tiene un valor inherente "y está quebrada tanto financieramente como operativamente".

"Llegará el momento en que se acabará la música y nosotros creemos que ese momento ya ha llegado", dijo Saunders.

Sears tiene su sede en las afueras de Chicago, en Hoffman Estates, Illinois. Actualmente emplea a 89,000 personas.