Las acciones de la minorista en electrónica Best Buy tocaron un máximo histórico en la Bolsa de Nueva York, al alcanzar 61.25 dólares, lo que significa una ganancia de 21.48%, luego de presentar sus resultados del primer trimestre del 2017.

Se trató de su ganancia intradía más importante en los últimos nueve meses, según dio a conocer el diario económico británico, Financial Times (FT).

Lo anterior se debió en parte a la alta demanda que la empresa obtuvo de la nueva consola de videojuegos de Nintendo durante enero y abril de este año.

Para el trimestre terminado en abril, las ventas mismas tiendas subieron 1.6%, superando las expectativas de los analistas de una caída de 1.5 por ciento.

Los ingresos netos de 188 millones de dólares fueron superiores a las de los analistas que preveían ganancias por 125 millones de dólares.

La compañía le atribuyó muchas de las ganancias a la nueva consola de Nintendo, que salió a la venta el pasado 3 de marzo en Estados Unidos.

Nuestros ingresos aumentaron debido a un alto desempeño en el segmento de juegos, así como a unos resultados mejor a los esperados en el área de dispositivos móviles , dijo el presidente ejecutivo, Hubert Joly.

Según el FT el segmento de videojuegos ha demostrado ser un punto brillante para la industria del retail, que sufre su peor caída en los últimos años.

Este mismo mes la cadena de supermercados Target también atribuyó el aumento en sus ventas a la venta de la consola de Nintendo.

El aumento en las ventas, así como el crecimiento continuó de su negocio en línea ayudaron a Best Buy a aumentar su guía por todo el año.

La minorista ahora espera que sus ingresos crezcan a finales del año en 2.5 por ciento.

valores@eleconomista.mx