Madrid.- El jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, vivió una situación límite al sacar adelante por sólo un voto el decreto para reducir el déficit público.

El Congreso de los Diputados aprobó por 169 votos en favor, 168 en contra y 13 abstenciones el decreto que recorta el gasto del Estado, rechazado por la mayoría de la oposición, ya que recorta los salarios a trabajadores del Estado y congela las jubilaciones.

El paquete de medidas que ya ha generado movilizaciones sindicales pretende reducir el déficit público español desde 9.3% con que se pretende cerrar en 2010, a 3.0% en 2013, conforme el Pacto para la Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea (UE).

El debate y la votación del paquete iniciaron sin saberse si el gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE) tendría los apoyos suficientes para la aprobación del decreto, algo con lo que la oposición jugó para generar incertidumbre en la sesión parlamentaria.

El decreto se aprobó con ayuda de la abstención de Convergencia i Unió (CiU), Coalición Canaria (CC) y Unión del Pueblo Navarro (UPN), que suman 13 votos, mientras que el resto de formaciones ûcon el Partido Popular a la cabeza- se opusieron.

Situación al límite

La situación límite vivida por el gobierno la expresó en la tribuna el portavoz de CiU, Josep Antoni Durán i Lleida, quien aseguró que si no se aprobaba el decreto, los trabajadores del Estado tendrían problemas para cobrar sus salarios.

No obstante, aclaró que se trata de la última ocasión que ayuda a salir de una situación como esta, ya que CiU no apoyará los Presupuestos de 2011 y entonces allí el gobierno deberá adelantar elecciones (el fin de la legislatura es en 2012).

El problema señor presidente es usted. Esto ya no aguanta más. Su etapa como presidente está finiquitada. Responsabilidad por responsabilidad, entonces asuma usted la suya , señaló.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, expresó a su vez el rechazo de su partido a la medida y apostó a la derrota en el Congreso al mandatario, al que considera el peor lastre para la economía del país .

Mi grupo parlamentario, no va a contribuir con su voto a que su problema, el principal de la economía española, usted, siga ahí (en la Presidencia del gobierno). Y si otros lo hacen será su responsabilidad, la nuestra está muy clara , advirtió.

Respuesta a UE

Las medidas propuestas por el gobierno de Rodríguez Zapatero son la respuesta a la petición de la UE de reducir el déficit público, luego que una escasa supervisión sobre Grecia hizo saltar las alarmas sobre los niveles de endeudamiento de los países de la zona euro.

En caso de no haberse aprobado el decreto, se habría traducido en una falta de respuesta de España a las autoridades europeas, a los mercados y a los propios agentes económicos españoles que reclaman el reordenamiento de las finanzas públicas.

La votación de este jueves en el Congreso fue similar a la de someterse a una pre moción de censura , ya que evidencia la soledad de los socialistas y que la oposición ha superado sus diferencias ideológicas a la hora de descalificar al gobierno en la gestión de la crisis.

En meses anteriores, CiU era la principal formación que se oponía a la intención del PP de presentar una moción de censura que obligue al gobierno de turno a adelantar elecciones, pero ahora su portavoz -con su advertencia- ya le puso fecha: inicios de 2011.

Con ello, se abren las dudas si más allá de negociarse en el Congreso el contenido del decreto, la oposición haya acordado la forma de generar un cambio de gobierno en meses de crisis de la manera menos dolorosa de cara a la ciudadanía.

La victoria en el Congreso puede ser pírrica para Rodríguez Zapatero y el PSOE, si tras esta situación límite no consigue convencer a otros partidos de la fiabilidad de sus acciones y de los resultados positivos de sus medidas de ajuste económico.