Ankara. En un nuevo ataque verbal contra los holandeses en medio de su creciente conflicto diplomático, el presidente de Turquía acusó a Holanda de la peor masacre registrada en Europa desde la II Guerra Mundial.

La disputa diplomática gira en torno a las restricciones en Holanda para impedir que dos ministros turcos participaran en actos de campaña en su territorio relacionados con un referendo en Turquía.

El presidente, Recep Tayyip Erdogan, se refería a un batallón holandés de cascos azules que no evitaron en 1995 la matanza de unos 8,000 hombres y niños musulmanes a manos de fuerzas serbobosnias en Srebrenica, en el este de Bosnia.

Conocemos a Holanda y a los holandeses por la masacre de Srebrenica. Sabemos lo podrido que está su carácter por su masacre de 8,000 bosnios allí , afirmó Erdogan en un discurso televisado en vivo.

El primer ministro de Holanda, Mark expresó que el tono de Erdogan es cada vez más histérico y consideró que lo sucedido en Srebrica es inhabitual e inaceptable .

Ankara había criticado antes a la Unión Europea por ponerse del lado de Holanda en la disputa diplomática, tachando la posición del bloque como corta de miras y afirmando que no tiene valor y da credibilidad a los extremistas, según un comunicado el Ministerio turco de Exteriores.

El conflicto ha despertado temores a que la tensión socave la cooperación entre la UE y Turquía en varios asuntos, como la gestión del flujo de migrantes de la devastada Siria.

El bloque europeo ignoró la violación de convenciones diplomáticas y la ley , afirmó el Ministerio turco. Las autoridades holandesas escoltaron a la ministra turca de Asuntos de Familia fuera del país y negaron el permiso de aterrizaje al ministro de Exteriores.

Los dos ministros tenían previsto participar en actos de campaña dirigidos a residentes en Holanda que pueden votar en Turquía. El 16 de abril se celebra un referendo para decidir si se amplían los poderes de Erdogan.

En Holanda viven unas 400,000 personas con raíces en Turquía.

Estados Unidos pide calma

Desde el departamento de Estado estadounidense, su vocero Mark Toner exhortó a Ankara y a La Haya a evitar una escalada retórica y a trabajar juntos para resolver la situación . Lo dice unas horas después de que Turquía congelara relaciones diplomáticas con Holanda.

Rutte fue cauto en responderle a Erdogan. Cuando pasen las elecciones, veremos.