Caracas.- Los trabajadores del grupo de Empresas Polar, la mayor fabricante de alimentos del país, acordaron declararse en ``alerta'' y en ``asamblea permanente'' tras el anuncio del presidente Hugo Chávez de que está dispuesto a ir por la corporación si persiste en supuesto acaparamiento de productos, informaron el lunes dirigentes sindicales.

``Nosotros estamos en alerta...llegamos a un acuerdo todos los trabajadores, con empleados, de que nos vamos a mantener firmes en la lucha, vamos a estar aquí, vamos a defender nuestros puestos de trabajo en todo el país'', afirmó Richard Prieto, presidente del sindicato de trabajadores de Cervecería Polar, empresa filial del grupo.

Prieto dijo a la AP que los trabajadores de la Polar realizaron el lunes asambleas en todas las filiales del grupo para definir las acciones ante la advertencia que realizó Chávez en la víspera.

El dirigente sindical indicó que los trabajadores acordaron realizar asambleas diarias, y mantenerse en ``vigilia permanente'' en las instalaciones que tiene el grupo en la ciudad central de Barquisimeto ante el riesgo que se concrete la expropiación de unos almacenes de la empresa que acordó Chávez recientemente.

``Vamos a defender nuestros puestos de empleo así sea con la vida'', dijo Jhony Magdaleno, dirigente laboral del grupo en el estado centro costero de Carabobo, al cuestionar una inspección que realizó este lunes la Guardia Nacional a unos almacenes de la Polar en esa entidad.

``No hay acaparamiento. Están arremetiendo contra Empresas Polar para tratar de tapar la ineficiencia de este gobierno'', indicó Magdaleno al canal de noticias Globovisión.

``Si siguen acaparando habrá que ir por la Polar, pero no le vamos a permitir a nadie que venga aquí a chantajearnos'', dijo Chávez durante su programa dominical al defender el decomiso de unas 114 toneladas de productos de la Polar que realizó la semana pasada la Guardia Nacional.

El mandatario exigió a la Fiscalía General abrir un procedimiento contra la Polar por señalamientos de supuesto acaparamiento de productos.

Polar consideró como una ``acusación sin sentido'' las afirmaciones del mandatario, y dijo el lunes en un comunicado que ``no puede acaparar quien produce a máxima capacidad y distribuye diariamente alimentos para millones de hogares en Venezuela y que, adicionalmente, es supervisado y controlado permanentemente por el gobierno nacional''.

``No puede especular quien tiene precios regulados en muchos de sus productos'', agrega el escrito.

La corporación señaló que el ``gobierno nacional se ha convertido en el principal productor de alimentos en el país'', y que ``sería justo...que los organismos reguladores apliquen a estas compañías públicas los mismos controles e inspecciones que se efectúan en la industria privada''.

En las últimas semanas se han presentado problemas de escasez de algunos alimentos como el azúcar, la harina de maíz, la carne y la mantequilla. El mes pasado la adquisición forzosa de cinco lotes de terrenos que tiene Polar en la zona industrial 1 de Barquisimeto, donde funcionan unos depósitos y oficinas del grupo.

El gobernante tomó la medida luego que Polar acudió al Tribunal Supremo de Justicia para pedir la nulidad de la expropiación de sus terrenos que decretó en marzo una alcaldesa oficialista de Barquisimeto, quien justificó la acción alegando que la propiedad, que funciona en una zona industrial, sería empleada para levantar viviendas.

La acción del grupo generó la irritación de Chávez quien le exigió a los abogados del presidente de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, que se queden ``tranquilos''.

Empresas Polar genera unos 32.000 empleos directos y 180.000 indirectos, y posee 17 centros de producción en Venezuela y tres en Colombia. El grupo fabrica cereales, margarinas, salsas, quesos, vinagres, enlatados, bebidas gaseosas, helados, productos de mar congelados, mermeladas, alimentos para animales, cerveza y vinos.

apr