Washington.- Un ciudadano estadounidense es uno de los muertos en el ataque del viernes en un hotel de la capital de Mali, Bamako, realizado por supuestos islamistas armados, informó un alto funcionario del Departamento de Estado.

Al menos 27 personas murieron en el lujoso hotel Radisson Blu, y fuerzas de seguridad malienses rescataron a numerosos huéspedes, entre ellos 12 estadounidenses, incluido un grupo de diplomáticos de ese país.

NOTICIA: Al menos 27 muertos en toma de rehenes en hotel de Malí

"Podemos confirmar la muerte de un ciudadano estadounidense en el ataque contra el Radisson de Bamako en Mali", declaró el funcionario, quien no dio más detalles sobre la identidad de la víctima y sobre las circunstancias de su muerte.

NOTICIA: Comando secuestran a 170 personas en hotel de Malí

La Casa Blanca y el secretario de Estado, John Kerry, habían condenado antes en sendos comunicados "el odioso ataque terrorista" contra ese hotel de lujo de la capital maliense y precisaron que "alrededor de una decena de estadounidenses" estaban en el establecimiento, incluidos varios miembros del cuerpo diplomático, que fueron rescatados y estaban en "un lugar seguro".

NOTICIA: Comando ya no tiene rehenes en el hotel Radisson en Malí

"Podemos confirmar que el ataque ha terminado y nos mantenemos en coordinación con funcionarios estadounidenses en el terreno para verificar el lugar en el que se encuentran todos los estadounidenses en Mali", había indicado un portavoz de la presidencia norteamericana.

La mortal toma de rehenes en el hotel, reivindicada por el grupo yihadista de Moktar Belmoktar, asociado a Al Qaeda, concluyó el viernes tras nueve horas de infierno y al menos 27 muertos, tras la intervención conjunta de fuerzas malienses y extranjeras, en particular francesas.

mac