Bruselas.- La Unión Europea abogó hoy por la liberación de los detenidos políticos en Sudán del Sur, mientras gobierno y grupos rebeldes del país africano inician negociaciones de paz para finalizar los conflictos que iniciaron hace casi un mes.

Es necesario que se de inicio a una discusión política. Para ello, personas que se encuentran detenidas deben poder juntarse a la mesa y hacer parte de las discusiones , defendió el representante especial de la UE para Sudán del Sur, Alex Rondos, en rueda de prensa.

Para la UE, las dos prioridades del proceso lanzado este día son el cese de las hostilidades de forma estable y formal y la liberación de los detenidos políticos , dijo.

El diplomático europeo, quien estuvo en el país el pasado 25 de diciembre, afirmó que la situación sobre el terreno sigue siendo muy frágil y unas 200,000 personas se encuentran desplazadas.

En ese contexto, la Comisión Europea (CE) planea destinar este año una ayuda humanitaria de 50 millones de euros a Sudán del Sur, que se sumará a otros 160 millones de euros ya entregues entre 2012 y 2013.

Sin embargo, el director para África del Servicio Europeo de Acción Exterior, Nick Westcott, advirtió de que la mancomunidad podría adoptar sanciones contra el recién creado país caso las negociaciones de paz no avancen.

En este momento, es importante que todos sepan que, si no participan en el proceso de paz, se enfrentarán a consecuencias internacionales, no sólo domésticas , afirmó.

Independizado de Sudán en julio de 2011, Sudán del Sur aún no ha logrado dotarse de un gobierno estable debido a sucesivas disputas étnicas.

El actual conflicto se inició el pasado 15 de diciembre, cuando el presidente sudsudanés, Salva Kiir, denunció un intento de golpe de Estado de parte del ex vicepresidente Riek Mashar.

mfh