El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió el lunes al Congreso que apruebe la legislación sobre inmigración, un día después de decir que no estudiará un acuerdo para proteger a los jóvenes inmigrantes y abandonará un acuerdo comercial con México si no hacen más para asegurar su frontera común.

"El Congreso debe aprobar de inmediato la Legislación Fronteriza, usar la Opción Nuclear si es necesario, para detener la entrada masiva de Drogas y Personas ... ¡Congreso, actúe ahora, nuestro país está siendo robado!", dijo Trump en Twitter.

La denominada "opción nuclear" es un procedimiento parlamentario que permite al Senado decidir de manera efectiva cualquier asunto con una mayoría simple.

Trump reiteró su llamado a México para que frene la llegada de gente a Estados Unidos, asegurando que "sus leyes fronterizas (de México) funcionan".

Uno de sus tuits se refirió en apariencia a un grupo de 1,500 hombres, mujeres y niños de Honduras, Guatemala y El Salvador que están viajando en una denominada "caravana de refugiados" organizada por Pueblo sin Fronteras, un grupo estadounidense defensor de la inmigración.

Una de las principales promesas de campaña de Trump fue construir un muro a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos e insistió en que México pagará la obra, algo a lo que el vecino del sur se ha negado.

Trump había dicho que está abierto a un acuerdo con los demócratas en el Congreso para recibir fondos para el muro a cambio de protección para los jóvenes inmigrantes llevados al país como niños, conocidos como "Dreamers".

No obstante, el domingo dijo también a través de Twitter que no habrá un acuerdo sobre la legalización del estatus de los "Dreamers", asegurando que la frontera con México se está volviendo más peligrosa.

La Casa Blanca no respondió este lunes a preguntas sobre los tuits de Trump. El presupuesto aprobado hace pocos días contiene 1,600 millones de dólares para el muro fronterizo, pero gran parte de eso es para reparar segmentos que ya existen, y además incluye restricciones sobre el tipo de muro que se puede construir.

Trump empezó a tuitear sobre inmigración el fin de semana desde su mansión en Florida, amenazando con retirarse de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) a menos que México haga más para detener el flujo de inmigrantes a través de la frontera. Según el mandatario, vienen sólo para aprovechar ciertas ventajas otorgadas a ciertos inmigrantes.

Trump declaró que México “debe detener ese gran influjo de drogas y personas, o voy eliminar esa fuente de ingresos que tienen, el TLCAN. ¡NECESITAMOS EL MURO!”.

Estados Unidos, Canadá y México están en medio de delicadas negociaciones para modificar el TLCAN, a pedido de Trump, quien considera que el acuerdo perjudica a Estados Unidos.

“México nos tiene que ayudar en el tema fronterizo”, dijo Trump tomado de la mano de su esposa, ante reporteros antes de asistir al servicio de Pascua en una iglesia cerca de su mansión en Palm Beach, Florida.

El programa para los “dreamers” o de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), fue promulgado bajo la presidencia de Barack Obama. Estipula la suspensión temporal de las deportaciones de jóvenes que residan sin autorización legal -que llegaron a EU cuando niños, traídos por sus familiares-, siempre y cuando no hayan sido condenados por haber cometido delitos graves y siempre no se trate de personas que representen una amenaza a la seguridad pública.

Trump canceló el programa el año pasado y le pidió al Congreso hallar una alternativa en seis meses. Hasta ahora no se ha llegado a un acuerdo, y Trump siempre culpa a los demócratas.

erp