Ciudad de México. No es novedad que la planeación racional no es el principal atributo de Donald Trump, pero algunas de las ideas que tuvo en su mente y que finalmente no se llevaron a la realidad cuando era presidente de Estados Unidos, no dejan de provocar sorpresa y temor en caso de que regrese a la Casa Blanca.

Trump estuvo tentando en enviar a 250,000 soldados a la frontera con México luego de la masacre a la familia LeBaron según funcionarios que revelaron los datos al diario The New York Times.

La idea fue esbozada en la Casa Blanca hasta que llegó a manos del secretario de Defensa Mark Esper quien la desechó tomando en cuenta que el combate a los cárteles del narcotráfico no es comparable al de una guerra convencional donde cientos de miles de soldados en tierra entran en batalla.

Sin embargo, Trump deseaba usar modelos similares a los usados por el Pentágono en países como Afganistán o Pakistán.

La publicación del diario neoyorquino echa abajo la tesis del presidente López Obrador sobre el buen comportamiento del presidente estadounidense con México. Lo dijo durante su visita a la Casa Blanca durante el preámbulo de la campaña electoral de las elecciones presidenciales de noviembre pasado.

Trump no solo denigró al país durante su campaña electoral al decir que los mexicanos llegan a Estados Unidos como violadores y narcotraficantes, también lo hizo al amenazar al gobierno mexicano de pagar por la buena o la mala el muro fronterizo que supuestamente iba a construir durante su gobierno. Ahora, se sabe que le interesó activar una red de soldados para luchar contra los narcotraficantes.

geopolitica@eleconomista.mx