El presidente estadounidense aprobó el suministro de armas a las milicias kurdas que combaten al grupo yihadista Estado Islámico en Siria, una decisión que irritará sin duda a su aliado turco.

Trump autorizó al Departamento de Defensa que equipe a miembros kurdos de la fuerzas democráticas sirias para garantizar una clara victoria sobre el Estado Islámico (EI) en Raqa , considerada la capital del EI en Siria, explicó una vocera del Pentágono, Dana White, en un comunicado.

La entrega de armas ha sido objeto de arduas discusiones en el seno del gobierno de EU, por las consecuencias que ello puede provocar en las relaciones con Turquía. Tropas turcas se han enfrentado abiertamente a milicias kurdas en el extremo norte de Siria, donde ambas fuerzas supuestamente deben hacer un frente común para apoyar la reconquista de Raqa.