Washington. El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva con la que impondrá sanciones económicas adicionales a Irán en aparente represalia por el derribo de un avión no tripulado estadounidense la semana pasada.

Trump manifestó que las nuevas sanciones “contundentes” negarán al líder supremo de Irán, el ayatola Ali Khamenei, y a otros altos funcionarios, el acceso a instrumentos financieros.

“Seguiremos aumentando la presión sobre Teherán”, manifestó Trump en una ceremonia de firma de la orden ejecutiva en la Oficina Oval a la que asistieron el vicepresidente Pence y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin. “Jamás Irán podrá tener un arma nuclear.

“No buscamos conflicto con Irán ni con ningún otro país”, agregó Trump. “Creo que hemos demostrado mucha moderación, pero eso no significa que lo vamos a mostrar en el futuro”.

Cuando un periodista le preguntó si las nuevas sanciones son una respuesta a la caída de Irán de un avión no tripulado estadounidense sobre el Estrecho de Ormuz la semana pasada, Trump dijo que “probablemente podría agregar eso a esto”. Luego expuso: “Esto es algo que iba a pasar de todos modos”.

Trump comentó que el jefe de la marina de Irán advirtió a Estados Unidos que las fuerzas iraníes podrían derribar más aviones de vigilancia si violan el espacio aéreo del país. Esos comentarios se hicieron cuando el secretario de Estado, Mike Pompeo, llegó a Arabia Saudita para conversar con sus aliados árabes en el Golfo Pérsico.

“El enemigo había enviado su avión de vigilancia más sofisticado” para espiar a Irán, y “todos vieron el derribo del dron”, expresó el contralmirante Hossein Khanzadi, refiriéndose al avión no tripulado de la Armada de Estados Unidos RQ-4A Global Hawk Drone.

Khanzadi indicó que el derribo del avión no tripulado “podría repetirse siempre, y el enemigo lo sabe”, informó la agencia Tasnim.

La razón de fondo

Trump expresó: “Tengo muchos amigos que son iraníes. Es muy triste lo que le está pasando a ese país”. También se quejó del acuerdo nuclear firmado en el 2015 entre Irán y seis potencias mundiales (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China), “no se realizó correctamente”.

Añadió que Khamenei, el líder supremo, ha dicho que “no quiere armas nucleares”, lo que Trump calificó como “una gran cosa”. Refiriéndose a la perspectiva de nuevas negociaciones nucleares, Trump continuó: “Si ese es el caso, podremos hacer rápidamente”.

De hecho, Khamenei ha afirmado durante años que Irán no necesita ni quiere armas nucleares, y ha declarado que son prohibidas por el Islam. En el acuerdo nuclear queda claramente estipulado: “No buscará desarrollar el arma nuclear”.

Ahora, Irán podría cambiar de opinión.