Ante el avance de la caravana de migrantes hondureños hacia Estados Unidos, el presidente Donald Trump amenazó con cerrar la frontera sur de su país con México y enviar fuerzas militares.

“Además de detener todos los pagos a estos países (Guatemala, Honduras y El Salvador), que parecen no tener casi control sobre su población, debo, en los términos más enérgicos, pedir a México que detenga este ataque y si no puedo hacerlo, ¡llamaré a militares de Estados Unidos y cerraré nuestra frontera sur!”, escribió en su cuenta de Twitter.

La caravana compuesta por cerca de 3,000 personas, según un refugio que atiende a los migrantes en Guatemala, se acercaba a la frontera con México.

“La idea es seguir ahorita a ver hasta dónde podemos llegar hoy”, dijo José Medina, de 27 años, valiéndose de muletas ya que se lastimó el pie tras saltar de un autobús que le dio un aventón antes de llegar a Ciudad de Guatemala.

Medina se dedicaba a la albañilería en la localidad de El Progreso y dejó a su esposa y tres hijos en Honduras.

“Vamos a hacer el intento, a ver si se les ablanda el corazón y nos dejan entrar”, añadió.

En otro mensaje, Trump reiteró: “El asalto a nuestro país en nuestra frontera sur, incluidos los elementos criminales y las drogas que se están vertiendo es mucho más importante para mí, como presidente, que el tratado USMCA. Con suerte, México detendrá este ataque en su frontera norte. ¡Todos los demócratas culpan las leyes débiles!”.

Buenos deseos de AMLO

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que desea seguir teniendo una buena relación con el presidente Trump, por lo que anunció que Marcelo Ebrard se reunirá con Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, para abordar posibles soluciones al tema de la caravana proveniente de Honduras.

López Obrador reiteró que la solución para disminuir el fenómeno migratorio es crear empleos y bienestar en México y en países centroamericanos. También insistió en que su gobierno dará visas y trabajos a migrantes y se pronunció por el respeto a los derechos humanos de quienes abandonan sus pueblos.

“Nosotros llevamos muy buena relación con el presidente Donald Trump, queremos mantener esta relación de amistad y creo que se van a buscar opciones. Marcelo Ebrard va a hablar con Pompeo para intercambiar puntos de vista y se puede llegar a un acuerdo. nosotros vamos a cuidar mucho la relación con el gobierno de Estados Unidos, nos importa mucho tener una relación de amistad. Hasta ahora vamos muy bien y así queremos seguir”, mencionó.

En conferencia de prensa en Coahuila, acompañado del gobernador Miguel Riquelme, el presidente electo se pronunció por el respeto de los derechos humanos de los migrantes, pues dijo que salen de sus países por haber sido amenazados o para buscar algo que mitigue su hambre o pobreza.