Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el día de ayer 26 de noviembre, que abandonará la Casa Blanca si el Colegio Electoral vota por el mandatario electo demócrata Joe Biden, pero reiteró que no estaba dispuesto a admitir la derrota.

Trump emprendió un esfuerzo político y judicial sin precedentes para cuestionar los resultados de las elecciones y emprendió varias acciones legales carentes de sustento que fueron derribadas por tribunales de todo el país.

En un encuentro con medios de comunicación, el primero desde las elecciones en el que respondió preguntas, el presidente estuvo cerca de admitir que solo cumpliría su primer mandato hasta que lo reemplace Biden el 20 de enero.

Cuestionado sobre si dejaría la Casa Blanca si el Colegio Electoral votaba por Biden respodnidó: “Ciertamente lo haré. Y ustedes lo saben”.

“Si lo hacen, cometieron un error. Va a ser muy difícil conceder la victoria de Biden”, agregó.

“Fue un fraude masivo”, dijo el presidente sobre las elecciones del 3 de noviembre pero, nuevamente, sin aportar pruebas. Se quejó y denunció airadamente a los funcionarios en Georgia y Pensilvania, dos estados clave que ayudaron a que Biden ganara.

E insistió en que pasarían “muchas cosas” de aquí a entonces que podrían alterar los resultados.

“Esto es un largo camino por recorrer”.

Asimismo, describió la infraestructura electoral de Estados Unidos “como la de un país del tercer mundo”.

Trump también dijo que no estaba seguro de asistir a la toma de protesta de Biden el 20 de enero. Los ex presidentes suelen asistir a la toma de posesión de sus sucesores como una muestra de unidad para el país. En el 2016, el ex presidente Obama asistió a la toma de posesión de Trump, junto con otros presidentes anteriores. Candidato presidencial demócrataHillary Clinton asistió con su esposo ex presidente Bill Clinton.

Senado

La administración de Trump ya ha dado luz verde para que comience una transición formal. Pero Trump discrepó de que Biden siguiera adelante.

“Creo que no está bien que esté tratando de elegir un gabinete”, dijo Trump, a pesar de que los funcionarios de ambos equipos ya están trabajando juntos para poner al día al equipo de Biden.

También informó a los medios de comunicación que planeaba viajar a Georgia el 5 de diciembre para apoyar a los senadores republicanos en sus respectivas carreras de segunda vuelta que determinarán qué partido controla el Senado

Una de las razones por las que los republicanos han apoyado a Trump y sus infundadas afirmaciones de fraude ha sido para mantener a su base leal con energía antes de la segunda vuelta del 5 de enero.