TRIPOLI. - El régimen libio de Muamar Gadafi reanudó su ofensiva el sábado, pese a la mediación propuesta la víspera por Turquía, bombardeando por primera vez la ciudad histórica de Ghadames, al suroeste de Trípoli, y el enclave rebelde de Misrata.

En respuesta a las "garantías" ofrecidas el viernes por Turquía a un exilio de Gadafi, las fuerzas del régimen bombardearon Ghadames, a unos 600 km al suroeste de Trípoli, informaron fuentes rebeldes.

"Los batallones de Gadafi bombardean la ciudad arqueológica de Ghadames por primera vez desde el estallido de la revolución", informó una fuente rebelde.

La AFP no pudo comprobar estas informaciones con fuentes independientes.

Ghadames, conocida como la "perla del desierto", es una de las ciudades más antiguas de la región presahariana. Denominada Cydamus durante el Imperio Romano, esta ciudad fortificada había sido sometida a Roma por Cornelius Balbus durante una expedición victoriosa contra el pueblo nómada de los Garamantes en el año 19 a.C.

Situada en la frontera con Túnez y Argelia, la ciudad está inscrita en el patrimonio mundial de la UNESCO desde 1986.

Más al este, las fuerzas de Gadafi continuaron el sábado bombardeando la zona de Dafniyeh, en la región de Misrata, ciudad portuaria rebelde situada a 200 km al este de Trípoli, afirmó la rebelión sin informar de víctimas.

En el mismo sector, 20 personas murieron y más de 80 resultaron heridas el viernes en un violento bombardeo de las fuerzas del régimen, según los rebeldes.

En el frente de Yebel Nafusa (oeste), los rebeldes señalaron combates y bombardeos el viernes y el sábado especialmente en las regiones de Kekla y Bir Al Ghanam.

También denunciaron un intento de las fuerzas de Gadafi de entrar en la ciudad de Yefren, en la misma región, informando de "violentos enfrentamientos", sin más precisiones.

Ignorando el intento de mediación de Turquía y las presiones internacionales, el régimen libio celebró el sábado en el aeropuerto militar de Miitiga el 41 aniversario de la "evacuación de bases estadounidenses" de Libia, con la participación de grupos folclóricos y jefes de tribus.

El 11 de junio de 1970, pocos meses después de la llegada al poder de Gadafi, las tropas estadounidenses se vieron obligadas a abandonar el país y a evacuar las bases militares de la OTAN.

Al mismo tiempo que tenía lugar la celebración, Trípoli volvía a ser blanco de bombardeos de la OTAN. Potentes explosiones se oyeron entre las cuatro y las cinco de la tarde en el centro de la capital, sobrevolada desde primera hora de la tarde por aviones de caza, según un periodista de la AFP en el lugar.

En el plano humanitario, siete nuevos botes de inmigrantes procedentes de Libia llegaron a la isla italiana de Lampedusa con más de 1.500 personas, entre ellas mujeres y niños, según los guardacostas italianos.

Más de 900.000 personas emprendieron el éxodo desde que comenzó el conflicto en Libia, que causó miles de muertos, según agencias de la ONU.