El Cairo. El secretario de Estado, Rex Tillerson, pidió a Egipto que celebre elecciones presidenciales libres y transparentes el próximo mes; peticiones que de acuerdo con expertos, no se presentarán en los comicios.

En el primer día de un viaje de una semana al Medio Oriente, Tillerson se reunió con el presidente egipcio Abdel Fatah al Sisi, el ex general militar que llegó al poder a través de un golpe de Estado. Sisi se postula para un segundo mandato de cuatro años después de que varios candidatos potenciales fueron arrestados o desalentados a desafiarlo. El único candidato en la boleta con el que Al Sisi se verá la cara es un partidario poco conocido que se inscribió al último momento.

Por la mañana, Tillerson se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores, Sameh Shoukry. En una conferencia de prensa conjunta, Tillerson prometió que Estados Unidos se mantendrá “firme” apoyando a Egipto en su lucha contra los militantes que han atacado mezquitas e iglesias en las que se ha masacrado a personas.

Asesores de Tillerson revelaron que el estadounidense planteó en privado las preocupaciones de Estados Unidos sobre la democracia y los derechos humanos, particularmente en el periodo previo a las elecciones presidenciales que tendrán lugar en marzo.

“Estados Unidos, como lo hace en todos los países, apoya un proceso electoral transparente y creíble en el que participe la gente de manera libre”, dijo Tillerson.