El tifón Hagupit por el centro y este de Filipinas, que ha sido degrado hoy a tormenta tropical, y ha su paso el saldo es de al menos 29 personas murieron, 13 mil casas fueros destruidas y más de dos millones de personas fueron afectadas

La Agencia Meteorológica de Filipinas (PAGASA) informó que Hagupit (Látigo) se degradó esta mañana a una a depresión tropical y avanza hacia la isla de Lubang, en el mar de China, con vientos máximos sostenidos de 60 kilómetros por hora (km/h) y una velocidad de 15 km/h.

Conforme el fenómeno natural pierde fuerza, la Cruz Roja de Filipinas presentó este martes una evaluación preliminar sobre las víctimas y los daños que Hagupit dejó a su paso por varias ciudades de diversas provincias del centro del archipiélago, principalmente en Dolores.

Además de dos desaparecidos, la destrucción total al menos 13 mil viviendas, daños parciales a más de 22 mil 300 y más de dos millones de damnificados, que perdieron literalmente todo, según reporte de la cadena ABS-CBN.

De las 29 víctimas, 16 fallecieron ahogadas en la ciudad Borongan, en Samar Oriental, al ser arrastrados por las inundaciones repentinas, que dejaron las lluvias torrenciales de Hagupit, que en algunas zonas superaron los 80 centímetros de altura.

El Consejo Nacional de Gestión y Reducción de Riesgo de Desastres informó, por su parte, que más de 2 millones de personas hasta ahora han sentido el impacto de Hagupit y que casi 1,7 millones tuvieron que huir a casas de familiares o los centros de evacuación.

El director de la Cruz Roja filipina, Richard Gordon, admitió que es muy probable que la cifra de víctimas aumente, puesto que aún hay zonas remotas a las que su personal no ha logrado aún llegar, dadas las condiciones en que se encuentran.

"El acceso es muy difícil. Hay deslizamientos de tierra, y muchas carreteras son de un solo carril. En las aldeas interiores, muchas de las rutas han desaparecido por las inundaciones. Es de nuevo como Yolanda", afirmó el titular de la Cruz Roja, en referencia al tifón de 2012.

Hagupit se registró a un año de que el poderoso tifón Haiyan (Yolanda), afectó el centro de Filipina y causó la muerte de al menos siete mil 300 personas y millones de damnificados, quienes aún no han logrado recuperarse por completo.

rarl