Bogotá. Con una concentración de cerca de 10,000 personas, según reportó la Secretaría de Movilidad de Bogotá, culminó el recorrido de la denominada Marcha por Nuestros Héroes, organizada en protesta al atentado del pasado jueves en la Escuela de Cadetes General Santander, en el que la explosión de un carro bomba dejó un saldo de 21 fallecidos y 89 heridos.

La protesta fue concurrida en varios puntos del país y reunió a emocionados manifestantes vestidos de blanco, que gritaban consignas como “asesinos cobardes” o “la vida es sagrada”.

El Presidente de la República, Iván Duque, rechazó nuevamente el atentado perpetrado por el Ejército de Liberación Nacional (ELN), y reiteró que el grupo armado “no tiene voluntad política”, y lo demostraron con estos hechos.

“Tenemos el corazón arrugado, pero también tenemos el deseo de honrar a estos héroes, y honrar su memoria significa rechazar la violencia, rechazar el terrorismo y unirnos como país”, declaró el mandatario Iván Duque, que participó en el marcha.

Contra el ELN

“Hoy Colombia les dice ya basta, ya no más ELN, ya no más terrorismo”, añadió Duque.

La última guerrilla reconocida en Colombia, el ELN, aún no se ha pronunciado sobre las acusaciones del gobierno y la fiscalía, que le adjudican el atentado contra la principal escuela de formación de policías en el país.

Aun así, Duque decidió el viernes reactivar las órdenes de captura contra los negociadores del grupo rebelde en La Habana y anunció que redoblará la persecución contra lo que describió como una “máquina criminal de secuestros y atentados”.