Una sucursal del Nuevo Banco de Kabul en Lashkargah, capital de la sureña provincia afgana de Hellman, fue tomada este miércoles por un presunto comando talibán con saldo inicial de 10 muertos mientras sigue el enfrentamiento con la policía.

De acuerdo a versiones de testigos citados por Khaama press, el ataque ocurrió cerca del medio día (7:30 GMT), cuando había alta afluencia de clientes, muchos de ellos militares que cobraban su salario, por lo que hay también rehenes aunque se ignora su número o situación.

En la toma uno de los integrantes del comando de al parecer cuatro atacantes se hizo explotar, lo que produjo las bajas que se han registrado.

Abdullah Abdullah, jefe ejecutivo del gobierno afgano, dijo a la prensa que 10 personas habían muerto en la explosión.

erp