Uno de los cincos jueces encargados de juzgar a Anders Behring Breivik, uno de los peores asesinos en masa de la historia, ha sido captado el lunes por las cámaras de televisión jugando al solitario en su ordenador en pleno juicio.

Según imágenes difundidas en la edición digital del diario Verdens Ganf, Ernst Henning Eielsen, uno de los tres jueces auxiliares encargados de asistir a los dos magistrados profesionales, estaba jugando una partida del solitario mientras que un testigo, el profesor sueco Mattias Gardell, prestaba testimonio.

"Los jueces siguen atentamente lo que se dice y lo que se presenta ante el tribunal", declaró a la AFP una portavoz del tribunal de Oslo, Irene Ramm.

"Existen diferentes formas de mantenerse concentrado", añadió Tamm, que precisó que Eielsen no desmentía los hechos.

Extremista de derecha de 33 años, Breivik está siendo juzgado por matar a 77 personas al colocar una bomba frente a la sede del gobierno noruego el 22 de julio de 2011 y luego abrir fuego contra cientos de jóvenes laboristas en un campamento de verano en la isla de Utoya.

RDS