Las solicitudes de subsidios por desempleo registraron una inesperada alza la semana pasada en Estados Unidos, con 744,000 pedidos, pese a las expectativas de los analistas un descenso a medida que reabre la economía.

"En la semana terminada el 3 de abril, las cifras ajustadas a variables estacionales se ubicaron en 744,000, un aumento de 16,000 con respecto a los niveles de la semana anterior", indicó el Departamento de Trabajo.

A mediados de marzo, este indicador se ubicó por debajo de la cota de las 700,000 solicitudes por primera vez desde el inicio de la pandemia, pero después volvió a subir.

Los analistas esperaban que los pedidos semanales de subsidios por desempleo retrocedieran 678,000, tras la publicación del informe de empleo de marzo, que mostró que la economía creó 916.000 puestos de trabajo.

Según el reporte, 18.1 millones de personas estaban recibiendo ayuda de algún programa del gobierno para la semana finalizada el 20 de marzo.

De acuerdo con la consultora HFE, pese a los retrocesos semanales, "se espera un crecimiento del empleo fuerte en los próximos meses a medida que grandes sectores de la economía, especialmente los más sensibles a la Covid-19, como el sector servicios, se recuperan".