Beirut. -Fuerzas sirias leales al presidente Bashar al-Assad bombardearon la ciudad de Homs durante las primeras horas del sábado, según reportaron activistas de la oposición, en la primera incursión militar desde que esta semana entró en vigencia una débil tregua negociada por Naciones Unidas.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá nuevamente el sábado y podría someter a votación el borrador de una resolución redactada por Estados árabes y de Occidente.

El documento autoriza que un equipo de avanzada del organismo supervise el cese al fuego, el cual buscaba terminar con 13 meses de derramamiento de sangre tras el levantamiento contra Assad.

No estaba claro si era posible convencer a Rusia -aliado de Assad y miembro con poder de veto en el consejo - para que apoye el borrador.

El texto insta a Siria a permitir el acceso de un equipo de 30 observadores militares desarmados y contiene la amenaza de considerar "medidas adicionales" si el país no cumple con los acuerdos previos.

"Hubo bombardeos anoche en la parte vieja de la ciudad, en Yuret al Shiyah y en Al Qaradis. Y en la última hora he oído caer ocho proyectiles", dijo el sábado por la mañana Karm Abu Rabea, un vecino activista que vive en un barrio próximo.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una organización activista con sede en Gran Bretaña, dijo que los bombardeos perpetrados durante la madrugada causaron la muerte de al menos una persona y dejaron varios heridos.

El Gobierno sirio ha negado reiteradamente el acceso a los medios, lo que imposibilita la verificación independiente de los reportes.

El viernes los sirios tomaron las calles de todo el país en pequeñas manifestaciones después de las oraciones musulmanas de mediodía, confiando en que la tregua los protegería de las balas del Ejército.

Pero las fuerzas sirias mataron a cinco manifestantes después de las plegarias, de acuerdo a activistas, mientras el Gobierno dijo que un oficial del Ejército también murió.

BORRADOR MODIFICADO

Naciones Unidas estima que las fuerzas de Assad han matado a más de 9,000 personas desde que comenzó el levantamiento en su contra. Las autoridades culpan por la violencia a militantes respaldados desde el extranjero que, según dice, han causado la muerte a más de 2.500 policías y soldados.

Siria afronta una intensa presión de Naciones Unidas para cumplir con los compromisos adquiridos con el enviado Kofi Annan cumpla y retirar de las ciudades sus tropas y armas pesadas, tras lo cual debería permitir el acceso de ayuda humanitaria y de los medios, liberar a prisioneros políticos y discutir una transición del poder.

Las delegaciones ante la ONU de Estados Unidos y Europa debieron revisar el borrador tarde el viernes después de que el embajador ruso, Vitaly Churkin, dijera a la prensa que tenían que removerse "todas las cosas que no son realmente necesarias para este propósito particular".

En el borrador revisado, la redacción se cambió y se suavizó ligeramente.. En algunos párrafos se modificaron palabras como "demandas" para ser dejadas como "llamados" o "solicitudes"

El consejo se reunirá el sábado a las 1500 GMT. Rusia y China han vetado previamente dos resoluciones condenando los ataques de Assad contra los manifestantes.

apr