Los trabajadores petroleros de Argentina que recientemente protagonizaron duras protestas alcanzaron un acuerdo con las cámaras empresarias del sector por un ajuste salarial en línea con la elevada inflación que sufre el país.

De acuerdo con un comunicado enviado en la noche del martes, los obreros tendrán por 2020 un alza salarial en cuotas del 30%, que se sumará al 15% ya pactado, mientras que la suba será del 35% para este año.

La inflación fue del 36% el año pasado en Argentina, mientras que los expertos esperan que el alza general de precios supere el 40% en 2021.

"Este acuerdo refleja el compromiso de todos los actores de la industria, que permitirá sostener las inversiones, la actividad y el empleo en las cuencas productivas del país", señaló el comunicado enviado por ocho sindicatos petroleros.

Recientemente la actividad petrolera en la zona patagónica de Vaca Muerta, una de las mayores reservas de hidrocarburos no convencionales del mundo, se ha visto afectada por medidas de fuerza de empleados de la industria y de la salud, en reclamo de incrementos salariales.

Argentina necesita impulsar la producción de gas y petróleo para reducir sus importaciones de energía, ya que el Gobierno busca proteger las limitadas reservas del banco central.