Bogotá.-Juan Manuel Santos sorprendió el domingo al superar a su rival Antanas Mockus con más del doble de sufragios en los comicios presidenciales, pero la ventaja del ex ministro de Defensa fue insuficiente e irán a una segunda vuelta.

Contrario a la mayoría de las encuestas que daban un empate técnico entre Santos y Mockus, el candidato del oficialista Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U) conseguía 46.5%, equivalente a 6,7 millones de votos, frente a 3,1 millones de boletas, el 21.4%, del aspirante del Partido Verde, según los últimos datos de la Registraduría Nacional, la oficina que organiza los comicios.

No obstante, la abultada votación en favor de Santos no fue suficiente para superar el 50% de los votos válidos, cifra que la ley exige para triunfar en la primera ronda. La segunda vuelta se efectuará el 20 de junio.

En tercer lugar se ubicaba Germán Vargas Lleras, del oficialista Partido Cambio Radical, con 1.4 millones de votos, el 10.1% del total de sufragantes, que hasta ahora era de 14.7 millones de colombianos.

Así, la abstención se mantendría en sus niveles tradicionales de alrededor de 50% en elecciones de jefe de Estado.

En las sedes de campaña aún no se habían pronunciado Santos ni Mockus.

La gran ventaja conseguida por Santos sobre el aspirante verde sorprendía, porque la mayoría de los sondeos de opinión pronosticaban un empate técnico, cada uno con entre 34% a 35%.

Michael Shifter, presidente de la consultoría Diálogo Inter-Americano, con sede en Washington, dijo que parecía que ``las encuestas no le atinaron''.

``Mi sensación es que muchos colombianos fueron atraídos por Mockus, su mensaje llamativo y lo que representa, pero al final estaban preocupados (por elegir) a un (político) relativamente novato en asuntos de seguridad y política exterior'', aseguró Shifter en un correo electrónico.

Paul Bromberg, ex alcalde de Bogotá y quien fuera compañero de Mockus en la Universidad Nacional a fines de la década de 1980 y comienzos de la de 1990, dijo telefónicamente que una de las razones para la sorprendente votación de Santos, visto lo que afirmaban los sondeos previos a las elecciones, fue que el número total de electores fue relativamente bajo: poco más de 14 millones, cuando se esperaban 16 millones.

``Quizá los nuevos (o jóvenes) no salieron (a votar)... pero además los colombianos se caracterizan por ser conservadores y prefieren algo más seguro'', dijo Bromberg, destacando que Mockus perdió en uno de sus principales bastiones, Bogotá, capital de la que fue alcalde dos veces (1995-1997 y 2001-2003).

Según los datos de la Registraduría, Santos consiguió 1,1 millones de votos en la capital, frente 771.000 de Mockus, que ``fue un fenómeno de masas como la espuma que sube y baja. Veo muy difícil que pueda remontar esa diferencia'' en la segunda vuelta de junio, agregó Bromberg.

Adelina Cobo, presidenta del Consejo Nacional Electoral _la máxima entidad electoral colombiana_, dijo a los reporteros que seguirán trabajando en la ``preparación de esta segunda vuelta que ya vemos comienza esta noche''.

Describió tanto la organización como el escrutinio hecho por la Registraduría como un ``éxito rotundo'' tras los problemas surgidos en los comicios legislativos del 14 de marzo, cuando al día siguiente sólo se tenía cerca de 50% del escrutinio.

apr