Los republicanos podrían terminar dándole en bandeja al presidente Barack Obama un segundo mandato si eligen al conservador cercano al Opus Dei, Rick Santorum, como candidato a la Casa Blanca en las elecciones de noviembre, según analistas.

"Los donantes del partido y los militantes temen que una candidatura de Santorum aliente una corrida electoral en favor de Obama", escribió el experto conservador David Frum en el Daily Beast.

La candidatura de Santorum empuja a los republicanos hacia una elección en la que los temas son religiosos, culturales y sexuales, no económicos", agregó.

Elecciones EU / Encuesta Reuters

DAR CLIC PARA VER IMAGEN

Los republicanos se adjudicaron históricas victorias en las elecciones de mitad de legislatura en 2010 al centrarse en cuestiones económicas en plena recesión.

Sin embargo, la lentitud del proceso de las primarias -y la lucha por ganarse a la base conservadora del partido - ha hecho revivir la cultura de la división.

La retórica incendiaria de Santorum le ayudó a debilitar al candidato favorito Mitt Romney con sus victorias en los estados sureños de Alabama y Misisipi el martes.

Pero se ha desviado bastante "del cauce principal", lo cual podría suponer un problema serio en una elección general que gira en torno a ganarse a los votantes centristas e independientes en estados clave, dijo John Green, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Akron.

"Hay una gran cantidad de estadounidenses que se sienten muy incómodos con esta retórica", dijo Green a la AFP.

El discurso de Santorum incluye advertencias de que los valores cristianos están bajo ataque y la insistencia en que los derechos civiles vienen de Dios, no de la Constitución.

Santorum ha atacado a Obama atribuyéndole una "teología falsa" y recientemente fue criticado por decir que quería "vomitar" al ver el discurso del amado expresidente John F. Kennedy sobre la separación de iglesia y estado.

Católico devoto opuesto al aborto en cualquier circunstancia, Santorum considera que el control de la natalidad es "nocivo para la mujer" y arremetió contra la iniciativa de Obama para exigir a los empleadores que incluyan la anticoncepción en su cobertura de seguro de salud.

Su ferviente oposición al matrimonio gay provocó una exitosa campaña en internet que convierte su nombre en una broma después que equiparar las relaciones homosexuales a la bestialidad.

"Si haces eso, pierdes", dijo Jacques Berlinerblau, experto en política y religión en la universidad de Georgetown.

"Puedes excitar a la base del partido republicano, pero nunca vas a ganar una elección general. Es demasiado divisivo".

Aunque plantea un reto significativo a pesar de la gran ventaja de Romney en términos de delegados, las posibilidades de Santorum de ser nombrado son "escasas", dijo Geoffrey Layman, experto en política en la Universidad de Notre Dame.

"Es demasiado ideológico y está demasiado lejos de la corriente" moderada, dijo Layman a AFP.

La doble victoria del martes en el sur profundo de Estados Unidos consolidó a Santorum como la alternativa conservadora y puso una mayor presión sobre el ex presidente de la Cámara Newt Gingrich para que se retire de la carrera.

A pesar de que algunos demócratas prefieren un enfrentamiento Obama- Santorum, Santorum insistió después de sus victorias del sur que "la mejor oportunidad de ganar esta elección es nombrar a un conservador en contra de Barack Obama".

El éxito de Santorum hasta ahora dice más de la incapacidad de Romney de ganarse a la base republicana que de su fortaleza como candidato, dijo Layman.

"Un conservador más viable que Rick Santorum, probablemente ganaría esta competencia por la nominación con bastante facilidad", dijo.

"El es el último hombre en pie", agregó, refiriéndose a varios candidatos conservadores que fueron cayendo. "Tuvo suerte de que su surgimiento se produjo después que el de los otros".

RDS