El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, estimó este jueves que Rusia "es un problema estratégico" para la Unión Europea (UE), pero Bruselas trabajará para que Moscú vuelva a ser un socio.

"Sí, Rusia es un problema estratégico, y espero que mañana Rusia sea un socio estratégico", dijo Juncker luego de reunirse con el primer ministro búlgaro, Boyko Borisov, con quien habló del fin del proyecto de gasoducto South Stream.

erp