Washington. El doctor Ronny Jackson decidió retirarse de la consideración para el cargo de secretario de Asuntos de Veteranos militares de Estados Unidos, informó la Casa Blanca. Jackson ha dicho que hay “acusaciones falsas” en su contra que se han vuelto una distracción.

En un comunicado a nombre de Jackson emitido por la Casa Blanca el jueves por la mañana, el médico de la Casa Blanca alega que no espera “tener que dignificar ataques anónimos y sin fundamento sobre mi carácter e integridad”.

Jackson ha enfrentado una serie de señalamientos sobre su conducta en lugares de trabajo, que incluyen haber recetado medicamentos de forma negligente y exhibir un comportamiento de ebriedad.

El golpe a su nominación para encabezar la segunda agencia más grande del gabinete llegó el miércoles con una serie de denuncias compiladas por demócratas en la comisión legislativa que estaba analizando su nominación.

Pompeo, confirmado

El saliente director de la CIA, Mike Pompeo, prestó juramento al cargo como el máximo diplomático de Estados Unidos, apenas momentos después de que el Senado lo confirmó.

Pompeo juramentó al cargo tras recibir la confirmación en la Cámara Alta mediante una votación estrecha de 57 legisladores a favor, 42 en contra y una abstención. Se trató de uno de los márgenes más bajos para ese cargo en la historia reciente. Todos los nominados desde el gobierno de Jimmy Carter por lo menos habían recibido 85 o más votos a favor, con la excepción de Rex Tillerson (56 votos a favor).