En la carrera por la nominación presidencial republicana ha habido una constante: cuando Mitt Romney realmente necesita que le vaya bien en un estado, él y sus aliados gastan dinero en publicidad y la mayoría está dirigida a atacar a sus rivales.

Las tácticas de grandes gastos de Romney relegaron a Newt Gingrich al cuarto lugar en las primarias de Iowa y lo ayudaron a ganar disputas clave en Nueva Hampshire, Florida, Nevada, Michigan y Ohio.

Ahora, el ex gobernador de Massachusetts y sus aliados han invertido casi 5 millones de dólares en el próximo gran premio en la carrera estado por estado por la nominación republicana: Illinois, cuya primaria tendrá lugar el martes.

left> Elecciones EU / Encuesta Reuters

DAR CLIC PARA VER IMAGEN

La mayor parte del gasto será destinado a avisos para atacar al ex senador por Pensilvania Rick Santorum, en estos momentos el principal rival de Romney.

El comando del ex gobernador de Massachusetts, que gastó casi 19 millones de dólares en enero, ha desembolsado casi un millón de dólares en avisos por cable, radio y televisión mayormente en el área de Chicago, según un comprador republicano de medios que también hace seguimiento a la campaña publicitaria.

Pareciera que la primaria de Illinois también podría convertirse en el último ejemplo del gran impacto que los independientes "Súper Comités de Acción Política" ("Súper PACs", por su sigla en inglés) están teniendo en la campaña del 2012.

Restablecer Nuestro Futuro, un comité de acción política que respalda a Romney y que ha gastado más de 30 millones de dólares en avisos de campaña -atacando mayormente a Gingrich y Santorum-, informó haber dispuesto 3.7 millones de dólares en avisos anti-Santorum que han sido difundidos mayormente en el área de Chicago, dijo el comprador de medios.

Santorum y Gingrich, que han luchado para ser una alternativa más conservadora ante Romney, han contado con mucho menos financiamiento que él.

A fines de febrero, la campaña de Romney dijo que había recaudado casi 75 millones de dólares, mientras que la de Santorum afirmó que había recaudado alrededor de 16 millones de dólares.

La campaña de Gingrich no ha revelado su cifra de febrero, pero a fines de enero había recaudado poco más de 18 millones de dólares, según informes presentados a la Comisión Federal Electoral.

CAMPAÑAS MILLONARIAS

Las campañas están limitadas a donaciones de 2,500 dólares de parte de individuos durante la temporada de primarias y a otros 2,500 dólares para las elecciones del 6 de noviembre, cuando el nominado republicano enfrentará al presidente demócrata Barack Obama.

Los Súper PACs, en tanto, pueden recibir donaciones ilimitadas. Durante las primarias republicanas, unos pocos donantes muy acaudalados han fortalecido a los PACs que respaldan a Gingrich y Santorum, lo que les ha permitido defenderse cuando han sido atacados por Romney y sus aliados.

Illinois, el estado del que Obama es oriundo, es más moderado políticamente que los estados del sur, donde Romney ha luchado por atraer el apoyo de los conservadores. El estado también probablemente sea clave en las elecciones de noviembre.

Por eso, Romney ha convertido a Illinois en una prioridad y mantiene una leve ventaja sobre Santorum, según un reciente sondeo de opinión de Chicago Tribune/WGN entre votantes en ese estado.

"El desafío (en Illinois) es que es un estado caro (para la propaganda), pero espero que (Santorum) no sólo tenga la posibilidad de ser competitivo ahí, sino que sea muy competitivo", dijo Stuart Roy, asesor del fondo por Santorum Red, White and Blue.

La campaña de Gingrich no ha tenido mucha presencia en los medios últimamente, una señal de que la campaña del ex presidente de la Cámara de Representantes podría estar quedándose sin dinero.

RDS