Las pruebas de contacto diarias se extenderán al sector alimentario británico, de modo que el personal que haya sido "marcado" por la aplicación Covid-19 pueda seguir trabajando si da negativo en la prueba, en lugar de tener que aislarse, dijo el jueves el gobierno.

Algunos supermercados se enfrentan a la escasez de productos específicos y algunas gasolineras han tenido que cerrar después de que la aplicación sanitaria británica indicó a trabajadores que se aislen tras el contacto con alguien con el coronavirus.

Los periódicos británicos publicaron en portada imágenes de estantes vacíos en los supermercados, declarando una "pingdemia", en referencia a la marca de la aplicación.

Con un aumento de casi 50,000 casos al día en el Reino Unido, cientos de miles de personas han recibido la recomendación -o el "ping"- de la aplicación de rastreo de contactos del Servicio Nacional de Salud de aislarse durante 10 días.

El gobierno dijo que esta semana se establecerían sitios de prueba prioritarios en los centros de distribución de los supermercados más grandes, y que hasta 500 sitios operarían la próxima semana.

"Mientras gestionamos este virus y hacemos lo posible para romper las cadenas de transmisión, las pruebas de contacto diarias a los trabajadores de este sector ayudarán a minimizar la interrupción causada por el aumento de los casos en las próximas semanas, a la vez que garantiza que los trabajadores no se pongan en riesgo", dijo el Secretario de Salud, Sajid Javid.

Las pruebas de contacto están diseñadas para limitar la propagación de la Covid-19 identificando a las personas infectadas por estar cerca de alguien con el virus, ya sea a través de la aplicación o de personal rastreador, pero que no tienen síntomas.

kg