Madrid. Luego de las condenas por corrupción a empresarios y funcionarios vinculados con el Partido Popular, legisladores de España acordaron someter al presidente del gobierno Mariano Rajoy a una moción de censura.

La Cámara Baja del Parlamento, el Congreso de los Diputados, indicó que sostendría un debate el jueves sobre si Rajoy debería ser remplazado por el líder socialista Pedro Sánchez y que el viernes votarán sobre la moción de censura de la oposición, aunque los socialistas que propusieron la moción podrían tener dificultades para derrocar a Rajoy.

Sánchez debe conseguir el apoyo suficiente para vencer a Rajoy con la absoluta mayoría de los 350 del pleno de la fragmentada Cámara. Los socialistas del PSOE tienen el respaldo del partido de extrema izquierda, Podemos, pero necesitarían los votos de los legisladores que están con el partido a favor de las empresas, Ciudadanos, o de los partidos nacionalistas y separatistas, para que su dirigente pueda remplazar a Rajoy.

Ciudadanos, un partido creciente de derecha presidido por Albert Rivera, un joven legislador de Cataluña, rechazó apoyar a Sánchez y en su lugar, busca convocar a unas elecciones generales.

Caso de corrupción

Los partidos de oposición están aprovechando la debilidad de Rajoy después de que 29 personas vinculadas a su partido fueron condenadas el jueves pasado por delitos de tráfico de influencias y la falsificación de cuentas, en la culminación de un largo juicio por corrupción.

En caso de prosperar la moción, habría un cambio de presidente en favor de Sánchez que podría encabezar un gobierno apoyado por otras formaciones políticas que respalden la salida de Rajoy.

Sin embargo, si la moción no es aprobada, el PSOE no puede proponer una nueva moción de censura en el actual periodo de sesiones.