A menos de dos semanas de las elecciones presidenciales, Vladimir Putin presentó ayer sus ambiciosos planes para la modernización y el fortalecimiento de las Fuerzas Armadas rusas durante la próxima década, de cara a un mundo crecientemente amenazante y un poderoso Estados Unidos.

Para que Rusia se sienta segura y para que nuestros socios escuchen atentamente lo que nuestro país tiene que decir , escribió Putin. Moscú debe gastar al 2022, alrededor de 775,000 millones de dólares para nuevo armamento y un Ejército más profesional Vemos zonas de inestabilidad mantenidas artificialmente y un caos provocado que emerge , escribió el actual Primer Ministro ruso, en un extenso artículo que fue uno de una serie de plataformas de su campaña presidencial. Por otra parte, vemos cómo algunos están provocando a propósito este tipo de conflictos en las inmediaciones de las fronteras rusas .

Expuso que la respuesta militar de Rusia al escudo contra misiles de EU sería eficaz y asimétrica .

La promesa de aumentar el gasto en defensa y modernizar al Ejército ruso no es nueva. Ayer, Putin afirmó que durante los próximos 10 años Rusia pondrá en servicio más de 400 misiles balísticos intercontinentales, así como ocho submarinos nucleares, 600 aviones tecnológicamente avanzados y 2,300 tanques.

Analistas, tanto en la izquierda como en la derecha, permanecieron escépticos que pueda lograr tal objetivo.