Ciudad de México. El sorpresivo cambio de estrategia del presidente Trump en Siria, al ordenar el regreso de las tropas a su país, revela y confirma de manera simultánea que la política exterior de Estados Unidos es utilizada como una herramienta para agitar la agenda doméstica, en este caso particular, para intentar romper la tensión que ha generado el inicio del proceso de juicio político en su contra por congresistas demócratas.

Para Eunice Rendón, representante de Chicanos por la Causa, el presidente Trump podría ejercer nueva presión sobre México, en particular por el tema de migración, debido a que este tipo de estrategia “le ha funcionado de manera constante”.

Durante el gobierno de Trump, el monto de remesas hacia México ha roto récords. Rendón señaló que uno de los factores que podría explicar el fenómeno es “el miedo a una posible deportación” por parte de los mexicanos. Sin embargo, “el gobierno mexicano tiene que trabajar por un lado en la inclusión financiera de los mexicanos en Estados Unidos, inclusión financiera, social, económica y educativa”, añadió.

Natasha Uren, enlace de la Coalición de Migrantes, también comentó que Trump podría volver a mirar hacia México para presionarlo vía remesas. Por ello, aseguró que “el gobierno de México prepara alguna estrategia al respecto”.

Recorda que el próximo 25 de octubre la Secretaría de Relaciones Exteriores organizará el foro Remesas e Inclusión Financiera para Migrantes.

El gobierno de México podría buscar alternativas en otros sistemas financieros, la protección del dinero de los migrantes. Son varios países que utilizan puentes financieros para proteger a sus ciudadanos que viven en otros países.

Abusos en comisiones de remesas

Por otro lado, Eunice Rendón comentó que, “a través de los consulados del IME, tienen que afinar una estrategia para ver cómo bajar los costos en el envío de remesas. Esto, porque algunas agencias de remesas “han tenido que ver con lavado de dinero y crímenes financieros”, dijo la también directora de foro Agenda Migrante.

“Los abusos en las comisiones han crecido”, comentó. A este respecto, Rendón mencionó la posibilidad de que los mexicanos inviertan su dinero. Se refirió, en particular, a los mexicanos de segunda y tercera generación que viven en EU.