El presidente de Argentina, Alberto Fernández, recibió el miércoles el alta médica tras haber enfermado a comienzo de abril de coronavirus, que solo le provocó síntomas menores, informó el Gobierno.

Fernández, de 62 años, había recibido la vacuna rusa Sputnik V contra la Covid-19 a comienzos de año. Su contagio se conoció poco antes de que se desatara una feroz segunda ola de la enfermedad en el país, que amenaza con generar estragos.

"Se informa que el día jueves 15 retomará sus actividades habituales. Seguirá con los controles médicos habituales luego de haber padecido cuadro de Covid", señaló la Unidad Médica Presidencial a través de un comunicado.

El presidente de centroizquierda evalúa nuevas restricciones a la circulación para evitar que la segunda ola de Covid-19 provoque el colapso de la atención médica en todo el país.

kg