Los futuros del carbón en China cayeron un 8%, hasta su límite a la baja, en las operaciones nocturnas de este martes, mientras el planificador estatal dijo que está buscando formas de intervenir y hacer que los precios récord del combustible vuelvan a bajar a un "rango razonable".

El contrato de carbón térmico más negociado en la Bolsa de Materias Primas de Zhengzhou, para entrega en enero, cayó a 1,755.40 yuanes (unos 275 dólares) la tonelada, tras haber tocado un máximo histórico de 1,982 yuanes en la sesión diurna del martes, en medio de una creciente crisis de energía y la llegada del clima frío.

La escasez de carbón, el principal combustible de China para la generación de energía, ha provocado el racionamiento de la electricidad para la industria en muchas regiones chinas y ha mermado el crecimiento económico de la segunda economía más grande del mundo.

La caída del 8% en los futuros del carbón fue la más abrupta desde agosto, aunque los precios siguen acumulando un alza del 260% en el año.

La liquidación se produjo después de que la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR) dijo que la intervención del gobierno en los precios del carbón se discutió en la reunión de productores clave, la asociación de la industria y el Consejo de Electricidad de China el martes.

"El actual aumento de precios se ha desviado completamente de los fundamentos de la oferta y la demanda", dijo la CNDR.

Se acerca la temporada de calefacción y el precio sigue mostrando una tendencia alcista adicional irracional", aseguró.

La ley china permite que el Consejo de Estado, el gabinete chino, y los gobiernos regionales limiten las tasas de ganancia y establezcan límites cuando los precios de bienes o servicios importantes suban drásticamente, dijo la CNDR, prometiendo tomar medidas enérgicas contra cualquier irregularidad y mantener el orden del mercado.

La escasez de carbón en China se debe a una combinación de factores que incluyen el aumento de la demanda posterior a la pandemia, las escasas existencias y unos suministros afectados por el clima extremo y las disrupciones relacionadas con el transporte.