El Pentágono saludó este jueves las noticias según las cuales un importante jefe rebelde paquistaní falleció en un ataque con aviones no tripulados estadounidenses y señaló que el hecho constituiría un "gran avance".

"Si las informaciones son ciertas, entonces podría ser un golpe importante, y sería de gran ayuda no sólo para Estados Unidos sino también para nuestros aliados de Pakistán", dijo el portavoz del Pentágono, George Little, en referencia a la supuesta muerte del jefe rebelde molá Nazir, cuyos hombres combaten contra la OTAN.

" Es alguien que tiene mucha sangre en las manos", agregó Little antes de agregar que la muerte de Nazir constituiría un "gran avance".

Dos misiles impactaron este jueves un vehículo en el que iban insurgentes en la aldea de Sar Kanda, en el sur de Waziristán, distrito tribal considerado como un bastión del movimiento yihadista en el norte de Pakistán.

"El molá Nazir y otros cinco combatientes murieron. Dos comandantes locales", Atta Ullah y Rafey Khan, están entre las víctimas, dijo a la AFP un responsable de la seguridad.

Con unos treinta años, el molá Nazir era un poderoso aliado del comandante talibán Hafiz Gul Bahadur, establecido en el distrito vecino de Waziristán del Norte. Los dos hombres convirtieron Waziristán en su base de retaguardia para combatir a las fuerzas de la coalición en el vecino Afganistán.

mac